Metal Gear RAY

Un nuevo modelo de Metal Gear creado por la marina estadounidense y posteriormente robado por los Patriots.

Metal Gear RAY fue originalmente planeado como una contramedida a la abundancia de derivados de Metal Gear REX construidos alrededor del mundo gracias a las maquinaciones de Revolver Ocelot, convirtiéndolo en el primer Metal Gear que no estaba diseñado específicamente para lanzar ataques nucleares. El proyecto fue realizado en conjunto por el Pentágono y la Marina, con el comandante Scott Dolph como líder del mismo.

En 2007, los marines trataron de transportar el prototipo a bordo del U.S.S. Discovery a una locación de prueba  a 500 millas al sur de las Bermudas. Sin embargo, Philanthropy se enteró de dicho planes y Solid Snake fue enviado para infiltrarse en el Discovery con el objetivo de obtener pruebas de la existencia de RAY para exponerlas al mundo.

Snake fue derrotado a bordo del barco por Ocelot, Sergei Gurlukovich y un grupo de mercenarios comandados por éste último. Poco después Ocelot eliminó a Sergei y a Dolph, destruyendo el Discovery  para robar el prototipo Metal Gear. Supuestamente, Snake también murió en la explosión, junto con decenas de marinos y mercenarios, y fue culpado de causar un desastre ecológico al hundirse el barco.

Dos años después, los Sons of Liberty, comandados por Solidus Snake tomaron las instalaciones de la Big Shell, un complejo creado para reparar los daños ocasionados por el hundimiento del 2007, y retuvieron como rehenes al presidente de los Estados Unidos y a algunos ejecutivos. Durante el incidente, RAY fue visto del lado de los terroristas . Todo el Big Shell resultó ser una tapadera para un nuevo proyecto de los Patriots, un nuevo Metal Gear conocido como Arsenal Gear.

Arsenal requería de aproximadamente 25 unidades Metal Gear RAY producidas en masa para protegerse, sin embargo la armadura de éstas nuevas unidades no era tan fuerte como la del original y Raiden (un agente especial enviado a solucionar todo el problema) logró destruir algunas. Poco después, GW, la IA encargada de Arsenal Gear, se salió de control y todo el incidente terminó con la derrota de Solidus a manos de Raiden. Liquid Snake tomó el control del cuerpo de Ocelot y escapó llevándose el prototipo original.

En 2014, Liquid Ocelot controló a Metal Gear RAY (luciendo la insignia de Outer Haven) para enfrentar a Solid Snake y Metal Gear REX, en las afueras de la instalación en la isla Shadow Moses. A pesar de que RAY fue concebido como un “asesino de Metal Gears” y de ser una máquina extremadamente versátil y ágil, carece de la potencia ofensiva que muestra REX, por lo que termina siendo derrotado.

Es desconocido si Liquid piloteaba un modelo producido en masa o el RAY original altamente modificado, ya que esta versión posee características de ambos, como la cabina original, el sistema de doble sensor visual y el cortador de agua a propulsión, así como las rodillas redondeadas y la falta de cola de los modelos producidos en masa. Adicionalmente, un gran número de RAYs producidos en masa estaban anclados a los lados de Outer Haven.

Creado como un arma anfibia para cubrir las expectativas de la Marina, Metal Gear RAY es un modelo versátil tanto en tierra como dentro del agua. Con más de veinte metros de altura, el prototipo original requería de un solo piloto para ser operado. La cabina posee toda una serie de sensores en tiempo real que proveen una gran cantidad de información al piloto, así como arneses para mantenerlo asegurado. Las “alas” gigantes actúan como un poderoso sistema de propulsión y la larga cola ayuda a controlar la unidad bajo el agua.

El arma más destacada de RAY es su “cortador de agua” localizado dentro de su boca. Potenciado por una bomba masiva, RAY absorbe agua y la almacena en un deposito interno, después la expulsa como chorro angosto bajo una presión extremadamente fuerte. Como su arma principal, su propósito era cortar y perforar casi cualquier cosa en su camino, incluso poderosas armaduras como la de REX. Otras armas incluyen ametralladoras localizadas en la punta de cada “ala” y misiles localizados en la espalda y piernas para la defensa sobre tierra. El exterior de RAY está cubierto con una aleación de cerámica-titanio, que lo defiende contra ataques de poder medio.

El modelo RAY producido en serie empleado para defender Arsenal Gear era controlado por un sistema de IA llamado GW. Ésta versión era muy similar a la original, salvo que carecía de cola, tenía rodillas redondeadas, una coloración diferente, pocas armas y un único sensor visual en el centro de su cabeza, además de la insignia de “US Navy” en lugar de “MARINES”. Los modelos del 2014 estaban marcados con el logo de “Outer Haven”. Ambas versiones producidas en masa eran mucho más débiles que el prototipo original, y unos cuantos misiles Stinger eran suficientes para eliminarlos.

Metal Gear RAY tenía un diseño mucho más orgánico, tanto en apariencia como en  función. Su forma aerodinámica le otorgaba una gran agilidad y velocidad, y le permitía esquivar la mayoría de los ataques. Su interior posee fibras artificiales que se contraen cuando se les aplica electricidad, muy parecido al funcionamiento de un músculo, y un sistema nervioso compuesto de nanotubos conectado entre sí que le permite al piloto enviar órdenes a cualquier parte del cuerpo de RAY, descartando automáticamente los partes dañadas y haciendo reconexiones para mantener la funcionalidad. Otra innovación es el sistema de “sangrado”: cuando la unidad es dañada, “sangra” una nanopasta capaz de solidificarse, “coagular” y tapar la “herida”.

Metal Gear RAY (MOD)

Tras la caída de los Patriots y el sistema SOP, la tecnología Metal Gear proliferó junto a los cyborg, permitiendo a las Compañías Militares Privadas obtener sus propios modelos actualizados. Desperado Enforcement LLC consiguió el siguiente paso en la evolución del Modelo RAY, creando una nueva versión controlada por una IA en lugar de un piloto humano. Los músculos artificiales obsoletos fueron reemplazados con Fibras Musculares de Nanotubo de Carbono (CNT), más poderoso y compacto. El espacio ganado con esta conversión fue utilizado para dotar a RAY con sensores mejorados y más armas. Una capa de armadura recubre las CNT, la cola fue recuperada y se hizo más larga; además se colocaron cuatro sensores ópticos en la cabeza.

Los múltiples misiles disparados desde su espalda fueron cambiados por misiles silenciosos y el cortador de agua a presión fue desmontado para acoplar un poderoso cañón de plasma de última generación. El sistema de propulsión submarino también fue desechado, llenando el espacio dentro de las “alas” con misiles HEMP y AGM-65 Maverick. Cuatro torretas capaces de girar 360 grados fueron acopladas a las rodillas y hombros de RAY; además, uno de sus brazos alberga una gigantesca espada de calor. Aún así, sigue siendo un modelo anfibio, capaz de viajar bajo el agua, aunque su nuevo sistema de propulsión es desconocido hasta el momento.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s