Resident Evil 0 – Historia

Enfrentándose a no-muertos implacables y otras criaturas indescriptibles, la oficial de S.T.A.R.S., Rebecca Chambers hace una alianza con Billy Coen, un criminal convicto. Sin saberlo, Rebecca se adentra en el preludio de un evento que la llevará a sus límites, en una prueba de resistencia contra sus peores miedos. Juntos, Billy y Rebecca deben sobrevivir a una pesadilla, y descubrir los secretos que la provocaron.

23 de julio de 1998, Bosque de Raccoon, 20:17

El equipo Bravo de S.T.A.R.S. es enviado a investigar una serie de horribles asesinatos en las Montañas Arklay, a las afueras de Raccoon City. De camino a la escena del crimen, el helicóptero sufre una avería y son forzados a aterrizar en medio del bosque sombrío. El capitán del grupo, Enrico Marini, les ordena investigar el área para tener un punto de vista más claro sobre la situación en la cual se encuentran. Rebecca Chambers, la joven médico del equipo, descubre un vehículo de la Policía Militar volcado, con dos cadáveres en su interior.

Todos los indicios apuntan a que es obra de Billy Coen, un ex-teniente condenado a muerte al cual escoltaban para cumplir su sentencia y que parece haber huido del lugar de los hechos. Sin dudarlo, Enrico manda investigar la zona y encontrar al convicto. Rebecca se separa y siguiendo sus instintos llega a un tren aparentemente abandonado. Sin dudarlo, y con paso firme, se adentra en uno de los vagones atravesando una puerta sobre la cual hay un letrero: Ecliptic Express.

Poco después, descubre que el tren está infestado de zombies. Tras un poco más de exploración, hace equipo con el sospechoso Billy. Ambos acuerdan colaborar para afrontar mejor los peligros que se esconden en el tren, mientras enfrentan sanguijuelas mutadas y un enorme escorpión. Entonces, sin saber cómo, el tren se pone en movimiento. Ahora la única forma de escapar es detenerlo. Muy cortos de tiempo logran activar el freno, pero el tren va a demasiada velocidad, descarrila y acaba chocando contra un edificio. Entre las llamas Billy se reincorpora y busca a Rebecca. Por suerte, ella también consiguió saltar a tiempo.

Aun mareados por el choque y totalmente desorientados consiguen escapar del lugar del incidente por unas alcantarillas. Investigan las instalaciones subterráneas propiedad de la Corporación Umbrella, enfrentándose a todo tipo de experimentos fallidos de la compañía. Pronto, Coen revela su versión de los hechos sobre una operación en África tiempo atrás. Rebecca comienza a creer que Billy es inocente.

Descubren que el antiguo director de las instalaciones, James Marcus, junto con Ozwell E. Spencer y Edward Ashford, crearon el Virus Progenitor. Ashford quería utilizarlo para ayudar  los discapacitados a regenerar extremidades perdidas, pero tras su muerte, Spencer y Marcus decidieron probarlo en la  creación de armas bio-orgánicas, combinándolo con el ADN de una sanguijuela para crear el Virus-T. Tras esto deciden continuar, esta vez investigando por las nuevas zonas que se han hecho accesibles. Se abren paso hasta una iglesia, morada de un enorme murciélago infectado con el Virus-T. Cuando acaban con él descubren que la iglesia es la entrada a unas instalaciones subterráneas, un laboratorio secreto.

Mientras se adentran en estas instalaciones, un Eliminator hace caer por un precipicio a Billy. Rebecca, viendo que lo que pasa por debajo es un gran canal de agua, no se lo piensa dos veces y sube a un vagón con la esperanza de llegar al otro lado y encontrarlo a salvo. Ha llegado a una especie de fábrica. Allí se encuentra con Enrico, que al igual que ella ha logrado escapar hasta este punto, y le informa que ha descubierto una mansión donde aparentemente se oculta un laboratorio de Umbrella. Le pide que le siga, pero Rebecca se niega aludiendo que tiene que encontrar a Billy. Enrico parece entender lo que sucede y la deja ir. Nunca más volvería a verlo…

Rebecca continua su camino hasta un ascensor que parece comunicar con la única zona donde puede estar Billy. Enfrenta al Tyrant T-001 y encuentra por fin a Coen, herido pero vivo. Tras eliminar de nuevo al Tyrant, ambos héroes se encuentran cara a cara con James Marcus. Hace diez años, Spencer, el fundador de la compañía había ordenado asesinarlo. Birkin y Wesker, que en ese entonces trabajaban como científicos para Marcus, fueron los encargados de cumplir tal sentencia, consumando así una traición que les otorgaría los derechos de explotación sobre sus experimentos. Durante sus últimos momentos, una de sus sanguijuelas experimentales entró en su cadáver, reanimándolo tras diez años de simbiosis.

Algo falla, las sanguijuelas toman control de él y, en pleno momento de euforia comienza a transformarse en un ser monstruoso que ataca con fiereza a Rebecca y Billy. Es la Reina de las Sanguijuelas. Pero ambos responden soltando toda la artillería de que disponen y logran derrotarla, momento que aprovechan para escapar hacia el helipuerto, única salida de ese infierno. Mientras suben por un elevador hasta el hangar se dan cuenta que la reina ha mutado y les sigue a toda velocidad. Además, por si fuera poco, Birkin acaba de activar el mecanismo de autodestrucción dejando menos de 5 minutos para que todo vuele en mil pedazos.

Ahora ni los disparos pueden detenerla y el tiempo avanza sin pausa. Sólo algo parece poder causar efecto… la luz. Cuando entra en contacto con la criatura ésta reacciona con dolor. De modo que mientras Billy se encarga de entretenerla, Rebecca abre los cierres de seguridad de las ventanas. La luz solar destruye a la criatura, y Billy la termina con un certero disparo.

La instalación es destruida y ambos escapan hacia el bosque. Se reúnen en una pequeña colina sobre la Mansión Spencer. Rebecca declara oficialmente muerto a Billy y lo deja ir. Ambos se dirigen un último saludo militar y siguen su propio camino. Chambers se dirige a la Mansión para investigar lo que ha pasado con el resto de su equipo.

3 Respuestas a “Resident Evil 0 – Historia

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s