Tyrant T-002

El segundo de los dos primeros modelos de Tyrant creados por Umbrella. El T-002 fue creado en el Centro de Investigación de las Montañas Arklay tiempo después del fracaso con el modelo T-001.

Al igual que su predecesor, el T-002 no era el producto de experimentar con un clon de Sergei Vladimir, sino que fue creado usando uno de los dos sujetos compatibles que Umbrella fue capaz de conseguir, y que poseían un código genético compatible con la variante del Virus-T usada para desarrollar Tyrants. En su momento, el T-002 fue considerado la encarnación del arma bio-orgánica definitiva.

A principios de los noventas, el T-002 fue declarado obsoleto debido a la creación del nuevo y superior Tyrant T-103. Sin embargo, el espécimen fue conservado y utilizado para obtener los datos necesarios para llevar a cabo el Proyecto T-A.L.O.S. dentro de la Mansión Spencer.

Para Julio de 1998 el T-002 fue reducido a una simple reliquia y pilar de uno de los más grandes descubrimientos de la compañía; sólo quedaba una última tarea por hacer: obtener datos de un combate real. Albert Wesker se encargó de obtenerlos para entrar en una compañía rival de Umbrella.

Poco después del brote viral en el Centro de Investigación Arklay, Umbrella ordenó recolectar los datos de combate y después destruir el ejemplar debido a la producción en serie del modelo T-103, el cuál requería los datos del T-002 para mejoras posteriores.

Para poder llevar a cabo sus planes, Wesker dejó que el Tyrant se saliera de control y lo atacara para poder fingir su muerte. Poco después, el Tirano decidió atacar a los miembros restantes de S.T.A.R.S. y durante las distintas batallas se acumularon valiosos datos. Sin embargo, gracias a un lanzacohetes facilitado por Brad Vickers, el T-002 fue destruido por Chris Redfield y Jill Valentine.

Umbrella logró obtener los datos de combate del T-002 a través de la Reina Roja y los utilizó para refinar al modelo T-103.

‘Arma Biológica de Lucha’ dotada de inteligencia capaz de obedecer órdenes programadas y actuar como un soldado. Es el monstruo que intentamos crear y al que llamamos ‘Tyrant’, el Tirano. Sin embargo, desde el principio nos enfrentamos a un gran obstáculo: era prácticamente imposible obtener un sujeto vivo en el que basar el Tyrant. El suministro de seres humanos genéticamente adaptables al Tyrant estaba muy limitado debido a la naturaleza del ‘T-Virus’. No obstante, son muy pocos los humanos genéticamente compatibles con esta variante. Según el informe de simulación del equipo de Análisis Genéticos, sólo uno de cada diez millones podría infectarse y convertirse en un Tyrant, mientras que el resto se transformaría en zombies.” – Wesker’s Report.

A pesar de ser más avanzado que el T-001, éste modelo aún posee muchas de las debilidades de su predecesor. El corazón expuesto lo hace vulnerable a fuego pesado. Sin embargo, su fuerza y resistencia son impresionantes; posee la suficiente inteligencia para entender y obedecer órdenes simples. Es bastante rápido en combate debido a una estructura corporal más refinada.

Al igual que muchos otros Tyrant, su principal método de ataque es utilizar la enorme garra de su brazo izquierdo para empalar a sus oponentes y está equipado con un limitador de poder que, una vez removido, ocasiona una mutación que incrementa el poder general de la criatura. El cambio más significativo de esta mutación es una coloración roja en todo el cuerpo.

El T-002 es el jefe final del Resident Evil original. Aparece en la sala del laboratorio principal y finalmente en el helipuerto de la Mansión. En el primer enfrentamiento se comportará de forma muy tranquila aunque sus ataques son descomunales y pueden significar la muerte instantánea. En el segundo enfrentamiento aparecerá en su forma “Reborn”, más poderoso y rápido que nunca. Correrá para darte sus golpes más feroces, incluso puede llegar a acorrarlarte en una esquina para matarte en sólo dos movimientos.

En la primera ocasión todo es muy fácil ya que es muy lento. Solo hay que correr y disparar, moviéndose de un lado a otro o simplemente dando vueltas.  En el segundo enfrentamiento no te librarás de él hasta que Brad te otorgue el lanzacohetes. Trata de usar todo el armamento pesado que tengas, de lo contrario intenta evadir sus golpes hasta que puedas tomar el lanzacohetes y dispararle con él.

En el REmake, el poderoso Tirano reinterpreta su papel de enemigo final. De nuevo aparecerá en el laboratorio después de matar a Wesker y la estrategia es la misma: mantén la distancia y dispárale con lo más fuerte que tengas, no permitas que te alcance con su garra. La batalla final se libra en el helipuerto con un tiempo límite. Utiliza tus mejores armas y llevar todos los ítems curativos que puedas.

Serás auxiliado por otro personaje, Barry o Rebecca según sea el caso. Resiste todo lo que puedas hasta que Brad te arroje el lanzacohetes. El Tirano es muy rápido y en cualquier momento puede dirigirse corriendo hacia ti y hacerte un gran daño. Toma el lanzacohetes y dispárale para hacerlo volar en pedazos, pero primero debes hacerle algún daño con tus armas ya que de lo contrario, desviará el cohete.

En Umbrella Chronicles, el T-002 es el jefe final del escenario Mansion Incident. Será uno de los combates más duros y no por el tiempo, sino por la dificultad que tendrás para atacarle. Deberás esquivar sus garras en más de una ocasión y disparar con lo más potente que tengas, con preferencia de la mágnum. Al final acabarás con él gracias al gallina de Brad Vickers, que te lanzará un lanzacohetes para destrozarlo de un disparo.

3 Respuestas a “Tyrant T-002

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s