Nosferatu

Esta criatura fue alguna vez la cabeza de la sexta generación de la prestigiosa familia Ashford, Alexander Ashford. Utilizó técnicas genéticas avanzadas para crear la los gemelos, Alfred y Alexia Ashford. Sin embargo, debido a un gran sentimiento de culpa, ocultó los documentos y registros de estos experimentos en la Base Antártica. Tiempo después, Alfred los encontró, volviéndose demente al saberse un mero subproducto de los experimentos de Alexander.

En 1983, Alexander fue capturado por sus propios hijos y se convirtió en el primer sujeto de prueba del nuevo Virus T-Verónica creado por Alexia. Su cuerpo no fue capaz de coexistir con el agente viral, y como resultado sus células se degradaron severamente. Al encontrarlo inaceptablemente inferior a ellos, los gemelos lo encadenaron dentro de un cuarto secreto debajo de la Terminal Antártica, donde tras quince años de confinamiento, se convertiría en la abominación conocida como Nosferatu.

Cuando Claire Redfield y Steve Burnside llegaron a la Instalación Antártica de Umbrella y derrotaron a Alfred Ashford arrojándolo a un precipicio, la criatura reconoció los gritos de éste último. Se liberó de su prisión y persiguió a Claire y Steve, hasta que los acorraló en el helipuerto de la instalación. Después de casi matar a Steve, Nosferatu fue derrotado definitivamente por Claire.

Para el momento en que Nosferatu escapó de su prisión, el Virus Verónica había inducido dos cambios importantes es su cuerpo. El corazón de la criatura sobresale a través de su caja torácica; y desarrolló tres nuevos apéndices para compensar su imposibilidad para utilizar las manos. Sus células producen un veneno que se convierte en gas al entrar en contacto con el oxígeno. Dicho veneno solo puede ser curado con un suero especial creado por Alexia.

En Code: Verónica, te toparás con él en el helipuerto de la Instalación Antártica. De lo único que debes preocuparte es del veneno incurable que produce, ya que la hierba azul no tiene efecto contra él. Conserva la distancia y apunta al corazón utilizando el rifle de Alfred.

Dispara siempre al corazón, evitando la niebla tóxica que despide y alejándote de él cuando se acerque demasiado; si estás cerca de la orilla, Nosferatu puede golpearte y lanzarte al vacío. Si resultas envenenado, usa un spray o hierba verde de vez en cuando. Las siete balas del rifle son suficientes para acabar con él, pero si fallas algún disparo y te quedas sin munición, utiliza cualquier arma y dispárale de frente. Con un par de tiros estará acabado.

En Darkside Chronicles, Nosferatu es más rápido y poderoso.  Puede utilizar sus apéndices para desplazarse, siempre intentando golpearte con ellos y arrojando cosas, desde bidones con combustible, hasta trozos de hielo. Cuando logres herirlo bastante, sus tentáculos mutarán convirtiéndose en una especie de guadañas con las que te cortará produciéndote un daño mayor, incluso puede lanzarlas y regenerarlas. También puede escupirte ácido.

Su punto débil sigue siendo el corazón, es en el único lugar donde le provocarás daño. Lo conveniente es dispararle con la pistola hasta dejarlo aturdido, algunas veces podrás ponerte cerca de él y rematarlo con la escopeta o con la mágnum haciéndole un daño terrible. Al final, el mismo gancho de la grua que utilizaste para escapar empalará al monstruo y terminará con él. Algunos consideran que en rumano, Nosferatu significa “Vampiro No-Muerto” y fue un apodo que los obreros de la Base Antártica pusieron a la criatura tras escuchar sus horribles gritos y alaridos.

2 Respuestas a “Nosferatu

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s