Alexia Ashford

Alexia Ashford es producto del Proyecto “Code: Veronica” iniciado por Alexander Ashford, en un intento por revivir a Verónica Ashford, matriarca de la familia. También es la hermana gemela de Alfred Ashford y la creadora del poderoso virus T-Verónica.

Nació en 1971, creada al utilizar la información genética de Verónica, recuperada de su cadáver momificado dentro de la Mansión Ashford en Europa. Alexander implantó dicho ADN en un óvulo, que después fertilizó con su propia información genética. Manipuló el gen de la inteligencia, incrementándolo al máximo, esperando poder obtener la perfecta reencarnación de Verónica, y restaurar el prestigio que la familia Ashford había perdido con los años. Sorprendentemente, de este experimento nacieron los gemelos Alfred y Alexia Ashford.

Mientras que Alfred fue dotado de una inteligencia un poco superior al promedio, Alexia poseía cualidades que la clasificaban como una genio. Era tan inteligente que comenzó a alejarse de otras personas para vivir en una reclusión total junto a su hermano, sintiéndose una persona muy especial. A los diez años de edad se graduó de una prestigiosa universidad y la Corporación Umbrella le ofreció un puesto de jefe de investigación en la Instalación Antártica, convirtiéndose en la investigadora más joven de la compañía; desatando una fiera rivalidad entre ella y William Birkin.

Durante sus investigaciones, Alexia descubrió los restos de un virus arcaico en los genes de una hormiga reina. A partir de ese momento, toda su investigación se basó en hormigas, y en como su ecosistema sería el mejor para realizar sus planes de dominación mundial; ella sería la reina y el resto del mundo sus súbditos. Creó el Virus T-Verónica, al combinar el ADN de la hormiga reina con el Virus Progenitor y lo probó en su padre, Alexander.

Usando los resultados de este experimento, descubrió los defectos de su virus y la forma de eliminarlos; planeó inyectárselo a sí misma para convertirse en una entidad superior. Para evitar las mutaciones incontrolables que sufrió su padre, se preservó criogénicamente para adaptarse al virus paulatinamente; durante 15 años durmió debajo de la terminal Antártica, dejando a Alfred a cargo de su despertar.

Alexia despertó quince años después, justo cuando Alfred exhaló su último aliento. Su experimento fue un éxito y desarrolló una perfecta simbiosis con el virus. Tras la muerte de su hermano, Alexia se dispuso a matar a cualquiera que interifiriera con su planes de dominación mundial. Capturó a Claire Redfield y Steve Burnside para someterlos a varios experimentos utilizando su nueva variante refinada T-Alexia, tomada directamente de su sangre. Chris Redfield logró salvar a su hermana, pero Steve fue víctima de los experimentos de Alexia, convirtiéndose en una horrenda criatura.

Poco después se enfrentó a Albert Wesker, quien buscaba obtener una muestra del Virus Verónica. Alexia mutó a una nueva forma y atacó a Wesker. A pesar de que ambos poseían un nivel de poder muy parecido, Wesker decide retirarse y dejar la pelea en manos de su odiado enemigo, Chris, quién logró derrotarla. Finalmente, Alexia acorraló a los hermanos Redfield y decidió entablar una lucha final contra Chris, quien logró perseverar a pesar de las varias mutaciones de la última descendiente de los Ashford. Alexia fue destruida definitivamente gracias al Lanzador Lineal que su propio padre creó como mecanismo de emergencia contra ella.

Primera Forma

Alexia puede crear y manipular enormes tentáculos para atacar a la distancia, además, gracias al Virus Verónica, su sangre se incendia al entrar en contacto con el aire. Para demostrarle sus poderes a Wesker, Alexia muta a una primera forma que incrementa sus habilidades y le otorga una especie de armadura natural que la protege. Gracias a la perfecta simbiosis que tiene con el virus, ella puede revertir esta mutación a voluntad sin recibir ningún daño.

En Code: Verónica, enfrentarás a la primera forma de Alexia en el hall de la réplica de la Mansión Spencer. Sus ataques se basan en arrojarte su sangre flamable para generar grandes llamaradas. Lo más recomendable es que te alejes de ella y le dispares con las Ingram, esquivando sus ataques. Si llega a atraparte, incendiará completamente a Chris, matándolo al instante.

En Darkside Chronicles, Alexia se mueve rápidamente corriendo a gran velocidad y dando saltos acrobáticos por toda la instalación. Nos lanzará  constantemente su sangre para crear columnas de fuego. También conserva su ataque mortal en el que te atrapa y te prende fuego. Puedes destruir las tuberías para apagar sus columnas y así tener un mayor área en la cual el personaje se mueva. La mejor opción para atacarla es la escopeta o la mágnum.

Segunda Forma

Debilitada por la batalla anterior, Alexia se fusiona con una de las cápsulas generadoras de T-Verónica,  aumentando sus poderes y produciendo incontables larvas imperfectas para atacar: ahora se ha convertido en un ser gigantesco con atributos de insecto y vegetales. También puede vomitar chorros de sangre incendiaria.

Durante Code: Veronica, olvídate de los pequeños bichos, y céntrate en ella disparándole con  lo más potente que tengas (especialmente el lanzagranadas y la mágnum), recupérate cuando lo necesites, no te arriesgues y ten mucho cuidado con el tentáculo gigante que aparecerá cada cierto tiempo.

En Darkside Chronicles, tanto la batalla como la apariencia de Alexia han sido modificadas en gran parte. Su segunda forma parece una enorme flor, con una especie de ovipositor en la parte inferior. La parte superior es lo que queda del cuerpo de Alexia, pero a diferencia del juego original, desarrolla cuatro largos apéndices para atacar. También puede generar incontables hormigas infectadas con T-Verónica que controla a voluntad y disparar grandes cantidades de sangre incendiaria.

Es uno de los jefes más poderosos del juego, tiene una resistencia sin igual y sus ataques provocan un daño bastante alto. Suele atacarnos con sus tenazas y sus tentáculos que salen del suelo o enviando a su ejercito de hormigas. Es casi imposible detener a Alexia en su Segunda Forma. Para evitar sus ataques, dispara a la cabeza o al ovipositor que tiene debajo. Al llegar a su espalda, obtendremos el Lanzador Lineal que es la única arma que servirá para derrotarla. Cuando apenas lo obtengas, ella te  atrapará con su tentáculo y deberás apuntarle con el Cañón a la parte superior de su cuerpo.

Tercera Forma

Como un movimiento final, Alexia evoluciona a su última forma, desprendiéndose de la vaina generadora, para convertirse en una nueva criatura con forma de libélula, capaz de lanzar grandes cantidades de sangre inflamable y absorber todos los disparos. Esta es la última batalla de Code: Veronica y para derrotar a Alexia debes obtener el Lanzador Lineal y dispararle en pleno vuelo. Un solo disparo del arma creada por Alexander será suficiente para eliminarla.

En Darkside Chronicles, Alexia ya no es tan resistente como su Segunda Forma. Se mueve rápidamente por el aire y te ataca con un gancho que posee en su cola, te lanzará agujas e incluso su sangre inflamable. En las dificultades elevadas, cuando te atrape con su gancho te causará una gran cantidad de daño. Su punto débil está en su cintura. Cuando disminuyas su barra de vitalidad, se moverá lentamente, pero solo la matarás con el Lanzador Lineal. Una buena estrategia es esperar a que venga a golpearte con el gancho y en cuanto se acerque le disparas; volará en pedazos y acabarás con ella de una vez por todas.

5 Respuestas a “Alexia Ashford

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s