Colmillos

Alguna especie de perros salvajes o lobos infectados con Las Plagas. El parásito que portan es una nueva variante compuesta de varios tentáculos que pueden emerger desde la espalda de la criatura. Son fieras imparables que tienden emboscadas a sus enemigos, sus ojos brillan en la oscuridad y son inimaginablemente agresivos, atacan saltando sobre su presa para destrozarla con sus mandíbulas.

Sólo se les ha visto de noche, indicando que la vulnerabilidad de Las Plagas hacia la luz solar ha restringido su periodo de caza. Aparecen por primera vez si decides volver a cruzar el lago después del enfrentamiento con la Gran Salamandra; también aparecen en las afueras de la Iglesia. Ramón Salazar posee varios de estos perros, los cuales utiliza como guardianes del laberinto en su jardín.

Van en grupos de tres o cuatro para poder cazar más fácil a su presa. Tras recibir grandes daños, su Plaga aparece y ataca usando los tentáculos. La TMP y la escopeta son las armas ideales para acabar con ellos. Si la Plaga sale al descubierto lo mejor es lanzar una granada cegadora. La gran velocidad de estas criaturas en un factor a considerar al momento de elegir el arma para contraatacar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s