Verdugo

Similares al Novistador, estas criaturas fueron creadas durante un experimento para incorporar ADN de insecto en un ser humano, con la posterior administración de Las Plagas, para llenar las lagunas en la estructura genética del nuevo ente, permitiendo la coexistencia entre diferentes especies

Los Iluminados sólo crearon dos especímenes de Verdugo, considerados como la mejor Arma Bio-Orgánica de su arsenal, lo suficientemente poderosos como para rivalizar con las creaciones de la Corporación Umbrella. Ambos sirven como guardaespaldas a Ramón Salazar, y visten largas túnicas con al insignia del culto. Sus rostros fueron claramente humanos, con unos ojos brillantes y largas mandíbulas. Sus manos están compuestas de tres largos y afilados dedos.

Uno de ellos, al que Salazar llamó su “mano derecha”, fue enviado a eliminar a Leon S. Kennedy. Durante la batalla, la criatura revela su verdadera forma insectoide, cubierta con un reluciente exoesqueleto negro y con una larga cola segmentada acabada en punta.

El Verdugo tiene grandes habilidades de combate, su armadura lo hace invulnerable a las balas y explosiones; además su cuerpo es flexible, lo que le permite deslizarse con facilidad a través de espacios estrechos. Su cola puede expandirse y contraerse rápidamente para permitirle atacar desde diversos ángulos. Sin embargo, la criatura fue destruida cuando Leon la volvió vulnerable al congelarla con nitrógeno líquido.

El otro Verdugo se fusionó con Ramón Salazar a través de “el Ritual”, formando la cabeza del nuevo monstruo gigante. En esta forma, uno de sus ojos se ha vuelto enorme y vulnerable a los disparos. Sus mandíbulas pueden matar a tu personaje instantáneamente, aunque su ataque puede ser evitado saltando al nivel inferior.

Cuando enfrentes a la “mano derecha”, lo mejor para poder acabar rápido y sencillo con el Verdugo es usar los tanques de nitrógeno diseminados por el camino. Túmbalos con el comando de reacción cuando la criatura esté cerca y una vez que esté congelada dispara con lo más fuerte que tengas. Es posible que tengas que repetir esta acción varias veces para poder derrotarlo, ya que se trata de una de los enemigos más fuertes del juego.

Se recomienda que reserves el lanzacohetes que encontraste en la galería de armas del castillo para esta batalla. Cuando se inicie la pelea corre hacia el tanque de nitrógeno y tíralo al suelo, cuando el Verdugo se congele, aléjate un poco y dispara con el lanzacohetes para así derrotarlo de un solo disparo. Es muy importante congelarlo primero antes de atacar para disminuir su increíble poder defensivo, ya que si no lo congelas puede sobrevivir a un disparo directo del lanzacohetes y burlarse de ti.

En partidas posteriores, puedes eliminarlo con la Handcannon, la Chicago Typewriter o un disparo de carga completa del P.R.L. 412, sin la necesidad del nitrógeno. Si no posees el suficiente poder de fuego para derrotarlo, esquívalo y corre por todas partes para resistir hasta que el ascensor baje y puedas escapar.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s