Mitochondria Eve

En esencia, esta segunda Eve era en realidad dos personas: Maya Brea y Melissa Pearce. Cuando Maya murió en un accidente automovilístico, uno de sus riñones fue trasplantado a Melissa y una de sus córneas a su hermana, Aya Brea.

Las mitocondrias de Maya pasaron once años en estado inactivo dentro del cuerpo de su nuevo huésped, Melissa. Durante mucho tiempo sufrió de enfermedades constantes y se le pidió tomar drogas inmunosupresoras para evitar el rechazo del nuevo órgano. En realidad, las mitocondrias de Maya eran la causa de las enfermedades; las drogas sólo provocaron que su condición empeorara, permitiendo a las células de Maya (Eve) tomar mayor control sobre Melissa.

Años más tarde, Melissa se convirtió en una cantante de ópera con residencia en la ciudad de Nueva York. En ocasiones acudía sin darse cuenta al Museo de Historia Natural de noche, para reunirse con el Dr. Hans Klamp, bajo el control de Eve.

El 24 de Diciembre de 1997, para poder desempeñar su papel de actriz principal en la función de Nochebuena, Melissa tomó una sobredosis de sus imunosupresores. Por una “coincidencia”, Aya Brea también acudió a dicha función.

En pleno escenario, la interacción entre las mitocondrias de ambas personas, en conjunto con el colapso del sistema inmune de Melissa, provocaron que Eve finalmente “despertara” y tomara el control total. La energía liberada por este acontecimiento causó que toda la audiencia, con excepción de Aya, su novio y la misma Eve, pereciera en un raro caso de combustión humana espontánea.

Aya se encuentra de nuevo con Melissa dentro del teatro, en la sala de ensayos. En este punto, Melissa “muere”, reemplazada por la personalidad de Eve. Su cuerpo experimenta una ligera mutación, las piernas se transforman en un extraño apéndice curvo, sus dedos adquieren forma de garras y su cabello cambia de forma y color.

Eve posee las mismas habilidades que su encarnación pasada. Puede levitar indefinidamente, provocar que las personas se incendien espontáneamente e influenciar en el comportamiento de otros. Además puede mutar a otras criaturas no humanas en feroces monstruos, o traer a la vida objetos inanimados. Entre sus habilidades ofensivas destaca la capacidad de disparar grandes cantidades de energía. Transforma a las mitocondrias en una enorme masa anaranjada que sigue todas sus órdenes.

La Segunda Eve logra dar nacimiento al Ser Definitivo, con la esperanza de crear un mundo donde las neomitocondrias fueran la especie dominante. Sin embargo, a pesar de su enorme poder y la capacidad de mutar aún más, Eve fue derrotada por una forma más avanzada de evolución mitocondrial: Aya.

A través de Parasite Eve enfrentaremos a Eve dentro del cuerpo de Melissa cinco veces. Es responsable de la mayoría de los acontecimientos durante el Caso Manhattan, como la creación de las Criaturas Neo-Mitocondriales o la desaparición de cientos de personas, ganándose en título de principal antagonista del juego.

Actriz

Se trata de la primer batalla del juego. La actriz es la manifestación temprana de los poderes de Eve, no hay cambios en la apariencia del cuerpo de Melissa. Puede levitar indefinidamente y su único ataque es disparar un delgado rayo de energía desde una de sus manos, tras un corto periodo de carga.

Aunque es visualmente impresionante, no tiene otro propósito que enseñarte las mecánicas de las batallas durante el resto del juego. Esquiva el rayo corriendo hacia otra dirección cuando la energía que la rodea se reúna en su mano. No posee un ataque cuerpo a cuerpo, así que puedes derrotarla con la Tonfa, o más rápidamente con algunos disparos. Tras dañarla una vez, recibirás la energía parasitaria “Heal 1”.

Primera Forma

Tras su transformación, librarás una corta batalla contra la primera forma de Eve en el cuarto con un piano, dentro del teatro. Es un poco más difícil, pero nada de que preocuparse. En vez de disparar un solo rayo, ahora dispara dos, con ambas manos.

Los rayos son más grandes y Eve puede barrer el resto de la habitación con ellos. También puede darte un poderoso golpe con sus garras. Puedes evitar los rayos ocupando el espacio entre ellos y frente a la criatura. Esquiva el ataque y dispara un par de veces. Si aumentaste tu nivel acabando con algunas NMC de más, la batalla será más fácil.

Durante el resto del juego, hasta el final del museo, Eve aparecerá con esta forma, la cuál cambiará radicalmente cuando esté esperando el nacimiento del Ser Definitivo. La segunda batalla con Eve en su primera forma tiene lugar al final del Segundo Día, tras eliminar al jefe final de Central Park. Eve te esperará a la salida del parque con una carruaje.

Usando sus poderes, provocará que el caballo que tira de él se vuelva loco. La pelea es más difícil de lo que parece debido a la casi inexistencia de espacio para moverse. Además de dañarte con sus garras desde uno de los lados, puede volar sobre ti y provocar una explosión en gran parte del carruaje. Para esquivarla debes estar tan lejos como sea posible. Dispara cuando tengas a Eve a la vista y evita la explosión tanto como puedas.

Segunda Forma

Esta forma sólo es visible en uno de los cortes de escena durante el juego. Eve ha obtenido el esperma artificial creado por Hans Klamp que le permitirá dar a luz al Ser Definitivo. Ahora se ha refugiado en el último piso del Museo de Historia Natural para esperar dicho suceso.

Mientras tanto, para defenderse de la intromisión de Aya, decide invocar todo tipo de criaturas para que acechen en los pisos inferiores y distraigan a nuestra heroína. En adición, creó dos NMCs especialmente poderosas, el Triceratops y el Tyrannosaurus zombis, reanimando modelos de esqueletos fósiles presentes en una exhibición del museo.

Aún así, Aya logró perseverar y llegar al recinto de Eve, quien decide escapar invocando a gran masa mitocondrial que creó en Central Park con los restos del público de un concierto de Melissa. Su objetivo es llegar a la Isla de la Libertad, lugar más propicio para el nacimiento del Ser Definitivo de acuerdo a sus ideales. Una vez ahí, crea una poderosa barrera defensiva para evitar todo intento por detenerla. Finalmente, Aya consigue burlar su barrera y retar a Eve a una batalla final.

Tercera Forma

Aunque la gran masa que la transportaba ha sido destruida, Eve continúa con su malvado plan. Esta vez muta el cuerpo de Melissa para desarrollar armamento biológico, múltiples brazos surgen de su parte inferior y de su cabeza, además de que posee un par de cañones energéticos muy poderosos. La batalla final de Aya contra Eve da comienzo sobre los restos derrumbados de la Estatua de la Libertad.

Antes de iniciar la batalla dispones de un momento para distribuir tus Puntos Bonus y adecuar tus armas. Será mejor que tengas el Efecto Ráfaga de Escopeta (Burst) con 80 o más puntos de ataque, el Efecto Comando Doble, el AT4, Medicinas 4, Revives y una buena armadura que utilice automáticamente las medicinas, ya que esto no va a ser nada fácil si es tu primera partida.

Eve será la criatura más poderosa que has enfrentado hasta ahora. Su ataque principal es disparar un par de proyectiles desde la parte media de su cuerpo en rápida sucesión. Cuando aterrizan, las ráfagas provocan unas columnas de fuego y una ligera explosión que te dañará más. Para evitarlos basta correr hacia un lado auxiliado por “Haste”. También puede disparar unos dardos puntiagudos a gran velocidad desde sus dedos, barriendo el área frente a ella, que se esquivan de forma similar al primer ataque si no te encuentran con la guardia baja.

Otro de sus ataques favoritos es lanzarse hacia a ti para atraparte con el brazo gigante que cuelga de ella, si lo logra, no te quedará otra opción que resistir una serie de poderosos ataques que varían en función del color de un aura alrededor del brazo cuando esté a punto de agarrarte; rojo es un solo golpe que te dejará con 1 HP, azul resulta en dos golpes que disminuyen tu defensa, amarillo son tres golpes y Confusión, blanco son cuatro golpes, sin estados alterados. Si te colocas detrás de ella, los brazos en su cabeza pueden disparar una serie de ondas energéticas muy poderosas.

Con todo esto, Eve no posee algún punto ciego que puedas aprovechar y sus ataques son casi imposibles de esquivar sin” Haste”. Su cuerpo consta de tres partes que puedes atacar, para vencer debes acabar con la vitalidad de las tres. Mantén la distancia y “Haste” activo, además de un movimiento constante. Utiliza “Liberate” un par de veces. Cuando la derrotes, pasaremos a la siguiente fase.

Forma Final

Furiosa por su derrota y los ideales de Aya, Eve es cegada por la venganza y decide apostar el todo o nada, abandonando su plan para evolucionar a su última forma. Esta batalla es un poco más sencilla, pero Eve sigue siendo muy poderosa y peligrosa. Sus puntos de vitalidad no son tan altos, pero su ventaja es la impresionante velocidad que obtiene. Fácilmente puede ponerse fuera de tu alcance, y un segundo después aparecer frente a ti, lista para atacarte.

Tiene tres ataques básicos. Puede golpearte dos veces con sus alas, provocando grandes daños y Veneno. Esto es muy difícil de esquivar incluso con “Haste” ya que es muy rápido, sigue moviéndote para evitar al menos uno de los dos golpes. Otro ataque es envolverte con una extraña explosión multicolor inevitable que inflige Parálisis. En el mejor de los casos sólo te hará ir más lento, pero en otras ocasiones te paraliza completamente. Usa “Medic” o “Full Recover” de inmediato.

El ataque más poderoso es su jabalina energética. Saldrá del punto de vista de la cámara y creará una enorme fecha púrpura para dispararla enseguida. Mientras más cerca estés del área de impacto, más daño te causará, además de disminuir tu defensa.

Para hacer las cosas más rápido, al inicio de la batalla invoca “Liberate” para tomar la ventaja. Su técnica favorita es paralizarte y después lanzar la jabalina para asegurar que acierte. Además, cuando salga del punto de vista de la cámara, no podrás atacarla. Mientras se ejecuta el ataque de la flecha, no dejes de moverte para recibir la menor cantidad de daños.

De preferencia, utiliza un arma que dispare no más de dos balas por turno, sobre todo si usas comando Doble y disparas seis balas o más, ya que en cuanto Eve decida usar su ataque especial, los tuyos no acertarán y te quedarás inmóvil disparando a la nada mientras Eve te daña completamente. “Liberate” y algunos disparos bien colocados deberían ser suficiente para derrotarla. Tras ser vencida, Eve libera de su control a Melissa, quien se disuelve en los restos del limo gigantesco.

9 Respuestas a “Mitochondria Eve

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s