Mumbler

El Mumbler (murmurador) es una extraña criatura de baja estatura que aparece en el primer Silent Hill. Posee una apariencia desgastada y su característica más sobresaliente, además de sus largas garras, es la ausencia completa de una cabeza visible; en su lugar cuenta con un inquietante orificio por el cual emite los chillidos perturbadores que le otorgaron su nombre.

En la versión original del juego, estos monstruos aparecen únicamente en los drenajes durante la recta final de la aventura. Debido a la estricta censura de la época, los desarrolladores se vieron obligados a reemplazar a otra criatura que generó polémica, los Grey Children, por Mumblers. Así, en las versiones europea y japonesa de Silent Hill, Harry Mason encuentra Mumblers en la escuela primaria y otras locaciones donde no estaba planeada su aparición en un principio.

Emergen de las sombras en grupos de dos o más. Se mueven lentamente pero son extremadamente sensibles a la luz emitida por la linterna de Harry. Al divisarlo, se dirigen inmediatamente contra él para superarlo en número y acabar con su vitalidad. Pueden lanzar un sencillo ataque son sus garras o arrojarse a las piernas del personaje para dañarlo mientras lo inmovilizan y otros de su clase se acercan.

Lo ideal es esquivarlos, o acabarlos desde lejos con la pistola; como último recurso, unos golpes con la tubería de acero deberían bastar terminar con ellos. Su apariencia puede estar basada en los pequeños diablillos y duendes que aparecían en los cuentos de hadas que Alessa solía leer de niña.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s