The Nexus

El Nexus es un necromorfo colosal avistado en Tau Volantis durante Dead Space 3. Tiene muchas similitudes con The Hive Mind del primer juego; cumple el mismo rol de comandante de campo, amplifica la señal de la Efigie y dirige el curso de la infestación. Varios de su clase pueden observarse congelados en la superficie. De inmediato atrajeron al atención de S.C.A.F., quienes diseñaron un transmisor para rastrear el origen de la señal usando las entrañas de las criaturas.

Doscientos años después, Isaac Clarke y su equipo deben replicar el experimento para seguir con su misión. Clarke accede al interior de un espécimen que los científicos llamaron “Nexus” para dar con la fuente de la señal, estimulando manojos de nervios con choques eléctricos. El interior está cubierto con Corrupción; cada vez que uno de los nodos es estimulado, se crean necromorfos mejorados para atacar a los intrusos.

El experimento es exitoso, pero la criatura vuelve a la vida y les ataca, desatando un feroz combate donde Isaac sale victorioso. Su longitud total jamás es mostrada, pero los descubrimientos de Ed Serrano sugieren que debió ser una especie de largo crustáceo segmentado, con múltiples patas articuladas y aletas. La parte visible de la criatura posee cuatro extremidades afiladas que usa para atacar.

Es muy probable que se haya creado a partir del cadáver de una criatura gigantesca nativa del planeta; pero sus dimensiones y configuración sugieren que también puede ser la aglomeración de varios organismos alienígenas. Su exterior está cubierto por una coraza impenetrable, a excepción de la parte frontal de tórax que contiene una masa de materia infectada que sirve como único punto débil.

Su cabeza está coronada por dos crestas y tiene seis orificios en el cráneo como los necromorfos alienígenas. Sus mandíbulas se abren de forma vertical para dejar al descubierto cinco pústulas brillantes que rodean la boca. Su interior posee un sistema digestivo rudimentario compuesto por una cavidad llena de líquido corrosivo donde existen tres Nest que se encargan de rematar a cualquier presa que el Nexus haya devorado.

En Combate

Además de aplastar a los personajes con dos de sus patas, The Nexus puede escupir sacos rojizos que se adhieren al suelo, explotan y liberan Feeders mejorados que atacan al jugador. La batalla tiene dos fases. Primero debes disparar a la gran zona amarilla en su tórax para hacerlo caer; en ese momento usará su ataque de aspiradora para tratar de devorarte, dispara a las cinco pústulas en su boca mientras el monstruo las expone.

Una vez que todos los sacos de la boca son destruidos, el necromorfo engulle a tu personaje. Inusual en el resto de su especie, posee un órgano lleno de ácido que contiene tres Nest, los cuales liberan larvas explosivas que se dirigen hacia ti. Rápidamente dispara a las extremidades brillantes de las criaturas para matarlas, toma nota en todo momento del oxígeno restante de Isaac. Una vez que las destruyas, The Nexus te regurgita y muere.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s