Alex Wesker

Alex Wesker fue una de los trece sujetos de prueba escogidos por Ozwell E. Spencer para crear un modelo de seres humanos superiores. Durante su juventud recibió la mejor educación para rápidamente ascender a un alto puesto en la Corporación Umbrella. Conoció y llegó a buenos términos con otro miembro del plan, su “hermano” Albert Wesker. Pero el verdadero objetivo de Spencer siempre fue obtener la vida eterna para gobernar un mundo habitado por una raza más avanzada. Mientras sus mejores investigadores realizaban grandes adelantos en el campo de la biotecnología, encargó a Alex la realización de su más anhelado sueño.

En algún punto de su investigación, Alex contrajo una enfermedad terminal. Se le administró un virus especial diseñado para filtrar a los candidatos más prometedores del Proyecto W. Sólo ella y Albert sobrevivieron. Este último puso en marcha sus planes, desató múltiples desastres biológicos a través de los años mientras reunía recursos. Finalmente asesinó al mismo Spencer y destruyó Umbrella tras de descubrir la verdad sobre el proyecto. Decidido a ser un dios, creó el Virus Uroboros y casi destruye en mundo en 2009 de no ser por la intervención de sus antiguos subordinados quienes acabaron con su vida.

Mientras Albert obtuvo increíbles poderes sobrehumanos gracias al virus especial, Alex no ganó otra cosa que unos cuantos años más de vida debido a su enfermedad. Antes de su muerte a manos de Albert, Spencer supervisaba constantemente sus avances sobre el proyecto de la inmortalidad, poniendo toda su fe en la última de sus “hijos” leales. Enterada de los planes de su hermano, Alex se consideró otra herramienta bajo las órdenes de un anciano senil; en 2006 envió su último reporte a Lord Spencer, indicando haber descubierto un camino a la inmortalidad tras lo cual desapareció.

Se trasladó en secreto a la Isla Sushestvovanie en el mar Báltico, antigua integrante de la extinta Unión Soviética, para seguir con sus experimentos libre del control de Spencer, usando los inmensos recursos que éste puso a su disposición. Los isleños enfrentaban una situación difícil por la falta de trabajo. Usando su poderoso carisma, Alex Wesker se presentó como representante de una exitosa compañía farmacéutica y reactivó la economía para alivio de los habitantes, quienes tomaron dos bandos, unos desconfiaban de ella mientras que la inmensa mayoría la veían como su salvadora e incluso una diosa.

T-Phobos

Contrario a lo que Spencer pretendía, la inmortalidad no se lograría mediante un virus, al menos no del todo. Alex diseñó una máquina capaz de transferir la consciencia de una persona a otra, otorgando a la primera un segundo cuerpo donde continuar viviendo. Pero sólo un sujeto con características muy específicas sería capaz de convertirse en el receptáculo apropiado. En paralelo comenzó el desarrollo de la variante “Phobos” del Virus-T para filtrar a los posibles candidatos, pues solo aquél que lograra conquistar la infección sería digno de convertirse en el recipiente de su mente.

Armó un grupo de investigadores comandados por Stuart, su seguidor más fiel. Abrió de nuevo las minas en la isla y construyó un laboratorio subterráneo secreto, a la par que una gigantesca torre erigida en el centro de la ciudad le servía como base de operaciones y almacén de la máquina de transferencia. Prometió empleo estable a todo aquél que dejara atrás a su familia y acudiera a trabajar en las minas por un año completo. Estos trabajadores se convirtieron en infortunados sujetos de prueba para el T-Phobos que jamás volvieron a ser vistos en la ciudad. En adición, se realizaron múltiples experimentos de hibridación.

La clave era el miedo. Phobos se diferencia de las otras variantes del virus por ser el único que no actúa de forma inmediata en un sujeto vivo; en su lugar permanece en estado latente hasta que es activado por altos niveles de pánico, convirtiendo a sus víctimas en criaturas salvajes conocidas como Los Afligidos. En 2009 se entera de la muerte de Albert Wesker y de la existencia del Virus Uroboros. De inmediato despachó a Stuart hacia África para obtener una muestra del agente viral. Estudiando las notas de su hermano, Alex comenzó a admirarlo cada día más, pues lo consideraba el único a la altura de su inteligencia.

En 2011, el T-Phobos estaba perfeccionado y la investigación sobre Uroboros iba por buen camino. Pero a Alex no le quedaba mucho tiempo ya que la enfermedad que corroía su cuerpo se acercaba a la etapa final. Para ese entonces, casi todos los habitantes de Sushestvovanie estaban muertos, víctima de los experimentos de su “mesías”. Contactó a Neil Fisher, supervisor de la ONG TerraSave y miembro leal de la extinta FBC para ofrecerle un trato. Él entregaría sujetos de prueba que cumplieran con el perfil de Wesker; a cambio podría recibir una muestra de Uroboros para desatar otro desastre viral que resucitara a la Comisión.

Evil is Watching

Unos días después sus fuerzas paramilitares secuestran a siete miembros de TerraSave y los trasladan a la isla. Fisher sirve como agente doble, vigilando que el experimento se desarrolle según lo planeado. El plan es simple, se les inocula a todos el Virus T-Phobos para luego someterlos a situaciones extremas a lo largo de la isla. Quienes no logren superar sus miedos morirán gracias a la infección y de entre los sobrevivientes se elegirá al más apto para la trasferencia mental. Bajo el nombre de La Autoridad, guía a sus conejillos de indias a través de los peligros en la isla hasta que Neil logra dar con el sujeto más prometedor.

La afortunada es Natalia Korda, una niña huérfana sobreviviente del Pánico de Terragrigia bajo la custodia de TerraSave. Luego del trauma al que fue sometida es incapaz de sentir miedo. Fisher la captura y lleva hasta Wesker, quien aparentemente elimina a Claire Redfield y Moira Burton al atraparlas en una explosión. Sin tiempo que perder, prepara el dispositivo para la transferencia y ordena a Stuart acabar con todos los investigadores, incluyéndose. Por último inyecta a Fisher una muestra de Uroboros “como acordaron”, burlándose de sus ideales y dejándolo a su suerte.

La trasferencia termina, pero el proceso requiere seis meses de sueño ininterrumpido para perfeccionarse. Natalia es enviada a las profundidades de la instalación para estar segura, mientras Claire y Moira suben a la cima de la torre para confrontar a La Autoridad, quien dedica unas últimas palabras antes de suicidarse frente a las heroínas, pues ahora que su plan no puede ser detenido, ya no necesita más este cuerpo débil y enfermo. El lugar inicia la secuencia de autodestrucción; Moira queda atrapada bajo unos escombros y Claire es forzada a saltar al mar para salvarse.

La muerte no es el final

Unos meses después Alex despierta horrorizada, pues de alguna forma antes de suicidarse sintió miedo, permitiendo que el T-Phobos la reanime como un mutante. Atrapada en este cadáver putrefacto, comienza a descender rápidamente en la locura. Si su experimento es un éxito, habrá dos Alex Wesker. La idea es simplemente repugnante. Le toma días estabilizar su cuerpo, requiriendo órganos artificiales que le permitan seguir viviendo. Ocultando su horrible figura bajo una harapienta capa y una máscara, su único deseo es la muerte de Natalia.

La forma mutada de Wesker
Deambula por la isla tratando de enfocar sus pensamientos. De paso por el laboratorio subterráneo, libera intencionalmente a los Revenant para que le auxilien en su venganza. Meses después, Natalia despierta en las instalaciones de la torre. Es guiada por Natalia Sombría, una manifestación de la mente digitalizada de Wesker que busca hacerse con el control del cuerpo de la niña. El plan de la aparición falla, pero promete regresar. De inmediato, la chiquilla conoce a Barry Burton y se le une en la búsqueda de Moira.

Enfrenta al dúo en las ruinas de la torre, invocando un grupo de Revenants para que acaben con ellos. Barry se enfurece al saber que es familiar de Albert Wesker y que además admite haber matado a su hija Moira; el hombre provoca una avalancha de escombros para lograr escapar de la abominación. A las afueras de las minas, Alex ataca de nuevo y se pregunta porqué Natalia no sucumbe a los efectos del virus como ella, llamándole “fracaso”. Cuando está a punto de asfixiar a la niña, Natalia Sombría emerge y Alex es consumida por el terror, escapando de inmediato.

Wesker aterrada, es incapaz de acabar con Natalia
Finalmente es acorralada en su refugio subterráneo donde se inyecta una muestra de Uroboros siguiendo el ejemplo de su hermano. Decidida a acabar con Natalia para recobrar su identidad, se enfrasca en un brutal combate contra Barry. La bestia captura a Natalia y esta a punto de triturarla cuando recibe varios disparos por parte de Moira. El trio escapa de las garras de Wesker para terminar frente a un acantilado, mientras la criatura alcanza su forma final. Cuando todo parece perdido, Claire aparece con un helicóptero y con su ayuda, Barry elimina a Alex Wesker.

Dos años más tarde, la conciencia de Alex aún mora dentro de Natalia, quien fue adoptada por Barry. Se encuentra en su nueva habitación leyendo el trabajo de Franz Kafka, con varias noticias sobre desastre biológicos a su alrededor. Cuando termina de recitar un enunciado, sonríe maliciosamente. Desconocido para todos, el experimento de Alex fue un éxito y ha renacido en el cuerpo de la niña, lista para poner el mundo a sus pies.

Monster Alex

Tras ser revivida por el T-Phobos, Alex Wesker atraviesa una horrible transformación que consume su cuerpo gradualmente. La carne comienza a desprenderse de sus huesos, al punto que necesita órganos artificiales y un sistema portátil de soporte vital para continuar viviendo en un estado de locura irremediable. La sola idea del despertar de Natalia le aterra completamente. Su fuerza ha incrementado y conserva muchas de sus facultades intelectuales, pero sus movimientos son lentos mientras oculta su verdadera forma bajo una capa.

Al igual que su hermano, la genética superior de los sujetos parte del Proyecto W le permite asimilar una dosis letal de Uroboros y potenciar su putrefacto cuerpo para enfrentar a Barry. Las dos mitades que la componen están unidas por una gruesa columna vertebral al descubierto, de las cuales cuelgan los múltiples conductos que conforman un rudimentario soporte vital. Su torso cuenta con dos largos brazos y en el centro se halla el núcleo brillante característico de la infección que actúa como el clásico punto débil.

Monster Alex es el jefe final de la campaña con Barry en Resident Evil: Revelations 2. En el final malo, se le debe enfrentar sólo una vez en su laboratorio personal. El lugar cuenta con dos plantas; además existen varios conductos de ventilación que serpentean por todo el techo y tienen salidas en varios extremos de la habitación. Gracias al empuje de Uroboros, Alex puede reptar rápidamente sobre sus cuatro extremidades. Su largos brazos y piernas le permiten atacar desde una distancia considerable.

Es vulnerable al fuego. Persigue a Natalia para golpearla a menos que Barry interfiera. Sus manotazos restan bastante vitalidad y son muy rápidos, incluso puede llegar a acorralarte en una esquina sin dejarte reaccionar hasta matarte. Utiliza los conductos para aparecer en otra ubicación y suele llenar uno de los dos pisos con gas venenoso. La mejor estrategia es arrojar una bomba incendiaria y disparar a su punto débil con la mágnum. Cuando recibe bastantes daños, su cuello se expande para revelar otra zona vulnerable que debes atacar.

En el final bueno, luego del enfrentamiento en el laboratorio debes librar la batalla final contra Alex sobre un acantilado. Su cuerpo se vuelve completamente negro a excepción de los ojos y el núcleo brillante; las pústulas de Uroboros se convierten en una masa burbujeante alrededor de su cabeza. Puedes alternar entre Barry en el suelo o Claire desde el helicóptero. La criatura persigue a Barry hasta una red de túneles que atraviesan el despeñadero. Lo ideal es permanecer en el exterior el mayor tiempo posible para que Claire pueda atacar desde lejos.

Dentro del túnel Barry está en clara desventaja. Haz todo lo posible para salir de ahí cuanto antes; usa los bidones con combustible para dañar al monstruo y evita que te acorrale, ya que puede dejar atrás pequeñas porciones de Uroboros que forman molestas barreras tóxicas. Una vez afuera, cambia a Claire y no le des cuartel con el rifle de francotirador. Eventualmente Barry sugiere usar el lanzacohetes; un par de disparos directos son suficiente para acabar con La Autoridad de una vez por todas.

2 Respuestas a “Alex Wesker

  1. Una entrada muy interesante… que por cierto se ve que en los comics nuevos (heavenly island creo que se llama) explica con un poco mas de detalle lo de aquella isla desierta al sur, y el virus de la inmortalidad

    Como nota, yo no tengo muy buenos recuerdos de este final boss, ya que en la batalla final al cambiar de Claire a Barry, este no podía moverse y me complico un poco el asuntillo de darle matarile😄

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s