Five Nights at Freddy’s

Are you Freddy for Ready?

Five Nights at Freddy’s es una serie de juegos desarrollados de forma independiente por Scott Cawthon, un programador dedicado principalmente a la creación de aventuras point & click de bajo presupuesto. Cuando su juego más reciente fue duramente criticado debido al apartado gráfico, decidió aprovechar la retroalimentación para crear una de las sagas más reconocidas en la escena del survival-horror indie. Sus juegos se volvieron rápidamente populares luego de presentar una propuesta un tanto diferente a lo que estamos acostumbrados.

Los juegos siguen un estilo point & click; usamos ratón y teclado para interactuar, alternando entre diferentes pantallas. Tomas el control de un guardia de seguridad, cuyo objetivo es sobrevivir cinco noches en el restaurante familiar Freddy Fazbear’s Pizza. Todo sería muy fácil de no ser porque los personajes animatrónicos del restaurante permanecen activos durante tu periodo de guardia, y no tienen buenas intenciones. Mediante el uso de cámaras u otros sistemas rudimentarios, debes protegerte de su ataque a la vez que administras cuidadosamente tus recursos.

Are you Ready for Freddy?

En el primer juego tomas el rol de Mike Schmidt, un sujeto ordinario quien acepta un puesto de guardia de seguridad. Resulta que los robots no tienen permitido deambular libremente con los comensales durante el día debido a un grotesco incidente anterior, por lo que ahora son libres de noche para ahorrar gastos. Tú único apoyo es un tipo extraño al otro lado del teléfono que deja más dudas que respuestas. El trabajo es sencillo, vigila las cámaras sin agotar la energía y no dejes que los personajes entren a tu oficina.

Todo trascurre en primera persona. La oficina cuenta con un monitor para alternar entre las diferentes cámaras, además de dos puertas automáticas en cada extremo, equipadas con diminutas luces que te permiten dar un vistazo al exterior. Usar las puertas, las luces o revisar las cámaras consumen poco a poco un indicador de energía en la esquina inferior; si éste se termina, quedas completamente indefenso y es muy probable que mueras. Tus acciones se limitan mirar a los lados, levantar el monitor para revisar las cámaras o pulsar el interruptor para cerrar una puerta.

También conocemos a los cuatro enemigos clásicos: Bonnie el Conejo, Chica el Pollo, Foxy el Pirata y el titular Freddy Fazbear, en adición al tenebroso Golden Freddy como personaje secreto. Luego de pasar el tutorial de la primera noche, avanzas a las otras cuatro. Cada una dura nueve minutos aproximadamente, de las 12:00 a las 6:00 am. Debes rastrear sus movimientos usando las cámaras; Chica suele atacar por la derecha, mientras Bonnie se encarga de la izquierda, tu principal tarea durante los primeros minutos de cada noche es cerrar la correspondiente puerta para detener a estos dos.

Foxy permanece oculto detrás de una cortina en “Pirate Cove”. Si no vigilas constantemente esa zona, o la vigilas demasiado en noches posteriores, sale corriendo hasta la oficina donde tienes apenas unos segundos para cerrar la puerta izquierda. Por otro lado, Freddy sigue una ruta preestablecida; localizarlo con las cámaras hace que vaya más lento. Una vez que alguno logra entrar, recibes un jumpscare (un susto que pretende hacerte saltar de tu asiento) y la partida termina. Luego de pasar el último nivel se desbloquean la sexta noche y un nivel donde puedes ajustar el nivel de dificultad.

El juego recibió buenas críticas por parte de los especialistas. Lo más destacado fue su poderosa atmósfera de brutal tensión, pues nos fuerza a estar siempre alerta para evitar morir; su apartado técnico minimalista incrementa el enfásis en el horror, pero también es cierto que una vez dominadas las rutinas de los enemigos, se vuelve monótono y fácil. Como un todo, el primer juego ayudó a establecer la franquicia, tuvo una versión móvil y gracias a la exposición que le dieron los Let’s Play, ganó rápidamente un sinnúmero de seguidores que impulsaron la creación de una secuela.

Five Nights at Freddy’s 2

El último nivel del primer FNaF te permite ajustar el grado de agresividad de cada mascota robótica, concluyendo con el infame modo 20/20/20/20 considerado imposible por el propio creador; sin embargo los jugadores continuaron intentando hasta conseguir superarlo. A menos de un año desde el lanzamiento del juego original, Cawthon anuncia la salida de Five Nights at Freddy’s 2 considerado como el más difícil de la tetralogía. De nuevo, se debe sobrevivir al ataque de los personajes animatrónicos desde la comodidad de nuestra oficina de seguridad, pero en esta ocasión se incrementa el número de enemigos de cinco a once.

En adición a los cuatro enemigos clásicos, quienes ahora se encuentran en mal estado, el jugador debe enfrentar seis animatronics nuevas incluidas versiones actualizadas de los originales. El jugador toma el papel de Jeremy Fitzgerald, otro guardia de seguridad que debe vigilar a los robots durante cinco noches seguidas en un nuevo y mejorado Fazbear’s Pizza. Las mecánicas son básicamente las mismas, cuentas con una reserva limitada de energía y debes sobrevivir hasta las 6:00 am; pero en esta ocasión no hay puertas para defenderse y puedes ser atacado desde tres frentes por gran cantidad de enemigos.

En su lugar tienes una linterna para iluminar el oscuro pasillo frente a ti y una máscara de Freddy que puedes colocarte para confundir a las máquinas. Mientras usas las cámaras para vigilar el enorme restaurante, también debes checar los conductos de ventilación y una nueva amenaza con temporizador: The Puppet. La marioneta requiere dar cuerda a una caja musical cada cierto tiempo desde el monitor de vigilancia, de lo contrario es una muerte instantánea. Aunado a los constantes ataques de hasta cinco enemigos simultáneamente, este juego y su modo 20/20/20/20 han ganado buena reputación entre los fanáticos.

Five Nights at Freddy’s 3

Mientras que las dos primeras entregas son muy similares entre sí, la tercera implementó grandes cambios en el sistema de juego. Treinta años después del cierre de la pizzería original, un grupo de emprendedores busca convertirla en el espectáculo más aterrador de todos los tiempos, Fazbear’s Fright: The Horror Attraction. Basado en las leyendas urbanas de antaño, la atracción incluso tiene su propio animatronic vintage. Ya no hay puertas o luces, en su lugar se deben usar tres sistemas de audio, vídeo o ventilación para evitar que el único enemigo del juego te atrape.

Eres el guardia nocturno del lugar. Usando los tres sistemas debes evitar a toda costa que Springtrap llegue hasta ti. La máquina asesina es atraída por el ruido, así que puedes reproducir varios clips para alejarlo o mantenerlo en una habitación mientras vigilas su localización con las cámaras. Sin embargo, los sistemas de ventilación tienden a fallar regularmente, provocando alucinaciones. Estas visiones, representadas por versiones fantasmagóricas de personajes pasados, hacen que tus demás sistemas fallen, facilitando a Springtrap su malévola tarea.

La abominación puede usar los ductos de ventilación para entrar a la oficina, por lo que ahora el monitor de las cámaras cuenta con dos niveles y comandos con los que puedes sellar los pasajes; como en toda la saga, la dificultad aumenta noche con noche. También se incluyen varios mini-juegos que desbloquean el final bueno y conectan esta entrega con las dos anteriores de una forma más elaborada. Para este entonces, los seguidores habían tratado de esclarecer el oscuro argumento de la serie, reuniendo las diferentes piezas de los tres juegos.

Five Nights at Freddy’s 4

El último juego pretende arrojar un poco de luz sobre el sombrío argumento. De nuevo se hacen cambios radicales respecto al sistema; ahora controlas a un niño quien debe defender su habitación del inminente ataque de versiones retorcidas de los animatronics originales. No existen aparatos electrónicos ni cámaras para monitorear, con una linterna debes alejar a Chica y Bonnie de su correspondiente puerta a ambos lados del cuarto, mientras Foxy se oculta en el closet. Freddy puede aparecer si dejas sin supervisión la cama a tus espaldas.

La principal diferencia es que mientras las entregas anteriores se podían reducir a dar clicks frenéticos en la pantalla, esta última te obliga a reducir el paso, pues para evitar el peligro debes guardar silencio y prestar atención a los sonidos que indican la proximidad de un enemigo. Entre noches existe un minijuego que te permite obtener una ligera ventaja en el siguiente nivel y rudimentarios cortes de escena interactivos. Como un divertido extra, se lanzó una versión conmemorativa de Halloween donde se cambia la apariencia de algunos personajes.

El nuevo aspecto de los antagonistas es muy llamativo; así mismo, las mecánicas de ataque de cada uno son más interesantes. En conjunto con la versión de Halloween, la tercera entrega trae de vuelta a todos los personajes anteriores con un nueva apariencia más terrorífica. También se incluye una especie de jefe final bajo la forma de Nightmare Fredbear y su versión superior llamada simplemente Nightmare. En los últimos niveles, uno de ellos reemplaza a todos los demás enemigos y puede aparecer desde cualquiera de sus rutas.

Argumento

La difusa historia de Five Nights at Freddy’s fue uno de los principales atractivos para los seguidores durante los casi dos años que duró la atención mediática sobre la saga. Cada lanzamiento aportaba nuevas piezas que podían o no encajar con las diversas teorías que los fans proponían en los diferentes foros. Cawthon disfrutaba poner mensajes secretos en los juegos y en su sitio web; imágenes oscurecidas o indicios ocultos en el mismo código fuente de la página mantenían el interés por la saga, mientras los fanáticos más ávidos trataban de descifrarlos.

En el primer juego, Phone Guy (nombre con que se ha decidido denominar al personaje que te da pistas en cada nivel) menciona un incidente en particular llamado La Mordida del ’87, durante el cuál uno de los personajes del restaurante atacó a uno de los comensales hasta provocarle daño cerebral irreversible. Anteriormente hubo otro incidente donde un sujeto no identificado portando un disfraz de Freddy secuestró y mató a cinco niños a las afueras del restaurante. Ambos sucesos provocaron un desplome en la popularidad de la pizzería.

La cadena respondió a La Mordida del ’87 limitando el libre movimiento de los robots durante el día, pero los padres se quejaban de las malas condiciones de los personajes, indicando que algunos desprendían un olor insoportable, fluidos desagradables e incluso parecían “cadáveres reanimados”. Comenzaron a correr rumores sobre el asesino, quien habría colocado los cuerpos sin vida de los cinco niños dentro de las máquinas para ocultarlos. Todo el incidente escaló hasta convertirse en una leyenda urbana con su respectivo toque sobrenatural.

Freddy Fazbear’s Pizza negó de nuevo las declaraciones, argumentando que sus personajes llevaban operando más de 20 años sin mantenimiento profundo. Para evitar que sus servidores se bloqueen, se les deja deambular libremente durante la noche, poniendo en riesgo la vida del guardia de seguridad nocturno, pues las máquinas confunden a una persona con un endoesqueleto mecánico sin su traje puesto, cosa que va en contra de sus directrices básicas. Su “programación” les obliga a buscar el traje más cercano y forzar al endoesqueleto dentro, matando al desafortunado humano en el proceso.

Se cree que este fue el destino de Phone Guy durante las últimas noches del primer juego. Poco después, tu personaje es despedido y el restaurante cae en bancarrota, cerrando definitivamente. Las teorías corrieron como el fuego entre el fandom. Se especuló que se podría ver el verdadero final al ajustar la dificultad a 1/9/8/7 en el último nivel, cosa que resultó falsa. El creador aprovechó los rumores para dar un tremendo empuje a la popularidad del juego, añadiendo ligeros ajustes y detalles que mantuvieron el interés del público hasta que anunció la segunda entrega.

La segunda parte parecía más una precuela. Los animatronics en mal estado y sus versiones actualizadas resultaron ser anteriores a los del primer juego, quienes de hecho son modelos reciclados de bajo presupuesto y la pizzería era en realidad una cadena de varios restaurantes. También aparecen crípticos minijuegos que presentan un nuevo personaje denominado por los fans Purple Guy. El pixelado hombre púrpura se convertiría en foco de intenso debate, hasta que al final se le ubicó como el asesino de los cinco niños.

En el tercer juego se descubre que los restos de Purple Guy se hallan dentro de Springtrap. Usó el traje de Golden Freddy para cometer el crimen por motivos desconocidos. Pero las almas de los cinco niños habitaban dentro de los personajes y trataron de obtener justicia. Furioso, se dedicó a desmantelar aquellas máquinas hasta encontrarse frente a frente con los espíritus. Aterrado, se ocultó en el obsoleto traje de Springtrap, cuyos mecanismos acabaron con su vida. El animatronic está “poseído” por su espíritu vengativo hasta que un incendio consume todo el lugar.

Se especula que los acontecimientos del último juego ocurren en la mente del niño víctima de La Mordida del ’87, quien se encuentra en coma. Durante los cortes de escena interactivos se puede ver como es acosado por su hermano, aprovechando su temor hacia los personajes del restaurante. En una fiesta dentro de la pizzería es forzado por otros niños a acercarse hasta la boca de Fredbear. Y ya sea por accidente o no, las mandíbulas de la máquina se cierran sobre su cabeza. Esto explicaría la apariencia de pesadilla de los enemigos y varios detalles más presentes en la habitación del protagonista.

Aún hoy en día, el argumento continúa siendo un misterio a pesar de los múltiples intentos por darle continuidad y coherencia. El fanatismo llegó a tal grado que algunos interpretaron el código fuente de la página oficial como una especie de coordenadas geográficas que por azares del destino señalaron una pizzería real que nada tiene que ver con el juego. La gente comenzó a llamar al establecimiento día y noche preguntando por los robots asesinos hasta que el mismo Cawthon no tuvo más opción que pedir a los seguidores que por ningún motivo llamaran a números que pensaban estaban relacionados con Five Nights at Freddy’s.

 It’s me

Los juegos sufrieron un repentino auge en popularidad debido en gran medida a la intervención de youtubers que subían diariamente gameplays con el único fin de ganar más suscriptores. Por una parte, más jugadores se acercaron al survival-horror, pero poco tardó el recién formado fandom en saturar internet con una sobredosis de Five Nights at Freddy’s, que acabó con el encanto más rápido de lo esperado. La reputación de la nueva franquicia fue en declive mes con mes hasta alejar completamente a muchos entusiastas del género.

La serie se volvió sinónimo de los Let’s Play, cuya demografía en estos tiempos no es la más madura ni tolerante. Exigía juego tras juego y el creador se vio abrumado (o cegado) por su popularidad, a menudo lanzando la siguiente entrega antes de tiempo, a la vez que trataba de innovar o agregar más contenido para cumplir con las expectativas de los fans. Casi dos años después, el cuarto juego de las series es aplastado por las críticas, tachado de “más de lo mismo”: ¿porqué jugarlo si puedes simplemente ver a alguien más gritar sin sentido frente a un micrófono?

Cawthon trató de dar un nuevo rumbo a su franquicia, liberando tiempo después un nuevo juego estilo RPG con personajes de Five Nights at Freddy’s titulado FNaF World. Las críticas fueron más dispares que nunca, los fans más fieles lo elogiaron, mientras que la mayoría notaron que estaba plagado de errores debido a su lanzamiento prematuro. El creador no tuvo más opción que retirarlo de circulación y prometer una nueva fecha de estreno luego de ajustar lo necesario. El futuro de la serie es incierto, aunque es muy probable que quede como una tetralogía.

El juego original fue elogiado por su increíble atmósfera, y es que aunque su sistema es muy simple (se puede reducir a dar unos cuantos clicks sobre fondos estáticos), el solo hecho de saberse acechado por varios enemigos que pueden aparecer en cualquier momento genera una tensión muy real, unado a la imposibilidad de escapar. Esta atmósfera de hecho se conserva en los cuatro juegos de la saga; más notoria en unos que en otros. La ausencia de música contribuye a mejorar toda la experiencia.

Los gráficos son obsoletos, aunque existe un ligero aumento de calidad con cada entrega. Los enemigos son realmente horribles, pues se nota a primera vista que son robots sin compasión, y los fondos de escenario, sobre todo en la segunda y tercera entrega, están plagados de pequeños detalles que podemos observar de cuando en cuando. Todo el conjunto le otorga a la saga un estilo muy particular, en cierta medida retro, que trabaja muy bien con su premisa de antiguas máquinas asesinas cuyo objetivo en un principio era entretener a los niños.

La saga es una buena experiencia de survival-horror, jugar las diferentes entregas de primera mano es muy diferente a ver un vídeo en la red. Si dejamos a un lado el confuso argumento y jugamos a oscuras con buen volumen, la colección de Five Nights at Freddy’s se vuelve realmente terrorífica en una primera partida, con multitud de momentos tensos mientras tratamos de evitar el jumpscare final, a pesar de las mecánicas repetitivas. La serie consiguió dejar huella en la mente del colectivo, si fue para bien o para mal, depende de cada quien.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s