Nightmare Creatures II

Título Original: Nightmare Creatures II
Plataformas: PlayStation, Dreamcast.

Nightmare Creatures II es un videojuego hack and slash con tintes de horror desarrollado por Kalisto Entertainment y publicado por Konami en el 2000 para el PlayStation y el Dreamcast. Es la secuela directa del oscuro Nightmare Creatures original lanzado tres años antes en plataformas similares. El primer juego emplea un estilo de horror gótico; en el año 1666 una sociedad secreta conocida como la Hermandad de Hécate busca crear una nueva raza de super hombres para conquistar Londres y luego el mundo.

La Hermandad comenzó a robar cadáveres para aislar un agente viral extremadamente poderoso, una mezcla de plaga, rabia y conjuros arcanos desconocidos que dotaría a cualquier humano de fuerza inimaginable. Los experimentos pronto se salieron de control, convirtiendo a los sujetos de prueba en horribles monstruos. La Hermandad planeó soltar el virus en la ciudad y habría tenido éxito de no ser porque uno de los suyos los traicionó y acabó con todos los experimentos en un incendio.

En 1834 reaparecen los rumores sobre monstruos que merodean en la oscuridad y cadáveres saliendo de sus tumbas. Un misterioso manuscrito llega a manos de Ignatius Blackward, quien logra descifrar una pequeña porción, descubriendo que se trata del diario de aquél miembro de la Hermandad que puso fin a su maligno plan 170 años atrás. Alarmado por el descubrimiento, contacta a su amigo el Dr. Jean Franciscus, renombrada autoridad en el campo de la inmunología. Ambos hombres están por reunirse, pero justo al llegar a Londres el Dr. Franciscus es asesinado.

Su hija, Nadia Franciscus une fuerzas con Blackward luego de recibir una extraña nota de parte de una figura misteriosa. La información les sugiere buscar a un tal “Adam Crowley”, responsable de crear nuevamente a las criaturas. Ambos logran acabar con las hordas demoníacas y asesinan a Crowley para poner fin a esa pesadilla. El juego emplea una cámara en tercera persona con varias secciones de plataforma y combates; podemos elegir entre los dos personajes, quienes tienen diferentes estilos y combos.

Criaturas de Pesadilla

Sin embargo, los toscos controles, horribles ángulos de cámara, gráficas por debajo de la media y enemigos faltos de imaginación colocaron al juego en muy mala posición respecto de otros lanzamientos y pronto fue olvidado por completo. Tres años después llega la secuela y de forma parecida a Parasite Eve, muchos jugamos primero la segunda parte sin conocer antes el original. En su momento fue toda una novedad por presentar un sistema de combate dinámico, escenarios llenos de detalles y grotescas criaturas que enfrentar en brutales batallas.

El año es 1934, Adam Crowley ha resucitado para reanudar sus terribles experimentos y conquistar el mundo. Su primer movimiento es emplear una horda de nuevas criaturas para exterminar un grupo de cazadores de monstruos conocidos como El Círculo; con ellos fuera del camino ya no queda alguien que pueda hacerle frente. Pero uno de sus sujetos de prueba llamado Wallace escapa del confinamiento y armado con su confiable hacha decide buscar venganza contra Crowley por usarlo en los experimentos.

Wallace se abre camino por todo París acabando con cualquier criatura que se cruce en su camino. Pronto encuentra a la única sobreviviente de El Círculo, una joven llamada Rachel, y ambos unen fuerzas para acabar con su enemigo común. Al contrario de Nadia e Ignatius quienes son los clásicos protagonistas agraciados, Wallace es un demente deformado en busca de venganza. El juego recupera la cámara en tercera persona de la primera entrega y en cierta medida es similar a otros juegos de la época como Soul Reaver y Akuji – The Heartless.

La confiable hacha de Wallace le permite ejecutar devastadores combos para castigar a sus oponentes, pero también puede usar diversos conjuros para prender fuego a los monstruos, congelarlos o envenenarlos; más adelante también encuentra una escopeta que le permite acabar con enemigos regulares de un solo disparo, pero cuya munición es extremadamente escasa. Cuando encontramos un adversario, la cámara se acerca y nos muestra su vitalidad restante; podemos atacar, esquivar o realizar un “Fatality” para acabar con ellos.

critas1

Los monstruos son lo suficientemente grotescos como para procurar despacharlos lo más rápido posible. Su variedad no es muy grande e incluyen los clásicos zombies, mutantes armados con todo tipo de armas, criaturas voladoras, acuáticas y en cuatro patas; muchos de ellos son versiones actualizadas de los primeros enemigos que encontramos o subjefes reciclados, aunque todos tienen una memorable secuencia introductoria durante su primera aparición. Existen además interesantes jefes finales.

Los escenarios en los primeros niveles están bien diseñados y contienen multitud de detalles grotescos. Junto a la escasa música e iluminación, crean una buena atmósfera de terror ya que aunque podemos enfrentarnos a todos los rivales mano a mano, pronto van apareciendo otros ligeramente diferentes que nos fuerzan a emplear otras estrategias o gastar nuestros valiosos ítems. Exploramos el manicomio, criptas antiguas, las calles de Londres, las ruinas de un castillo, el clásico cementerio y culminamos la aventura sobre la torre Eiffel.

Valoración

Lamentablemente, terminando la primera mitad el juego se vuelve monótono y repetitivo. Todas las criaturas son muy fáciles de matar siguiendo la estrategia apropiada, pero el horrible sistema de control se vuelve una carga insoportable luego de enfrentar al mismo enemigo por centésima vez. Durante las secciones de plataforma es muy sencillo perderse en los laberínticos niveles plagados de texturas similares. Los atroces ángulos de cámara hacen las cosas más frustrantes al momento de nadar o saltar hacia otra saliente.

Con más de tiempo en desarrollo, Nightmare Creatures II pudo haber sido una de las últimas joyas del PlayStation, pero en su lugar se lanzó un producto incompleto con bastantes fallos técnicos, escasa variedad de enemigos, escenarios, movimientos y un argumento casi inexistente. El sistema de batalla se vuelve aburrido rápidamente, pues no existe otro objetivo más que avanzar en línea recta matando a todos. Este juego es una bella anécdota y muy divertido en un inicio, pero luego de pasar un par de niveles es mejor devolverlo al abismo de donde proviene.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s