The Cursed Forest

Título Original: The Cursed Forest
Plataformas: PC, Steam.

Amnesia: The Dark Descent y Slender son dos de los títulos mas influyentes dentro de la escena indie del survival-horror en tiempos recientes. Poco después, otros desarrolladores independientes prueban suerte aprovechando la creciente demanda de juegos terroríficos por parte del público. Títulos van y vienen, la mayoría plagios de mala calidad o experimentos extraños. Son pocos los que logran una calidad aceptable y sobresalir gracias al apoyo de los jugadores como Vanish, el legandario Outlast, o la serie Five Nights at Freddy’s.

El auge dura un par de años y pronto los consumidores están cansados de ver más clones de Amnesia, denominados despectivamente walking simulators por poseer las mismas mecánicas básicas: una vista en primera persona donde debemos ir recolectando diversos objetos clave y avanzar hasta el siguiente nivel, la mayoría de las veces evitando enemigos de los que no podemos defendernos y que nos matan con solo tocarnos. En ocasiones había entornos interactivos, pero en los peores ejemplos sólo eras tu encerrado junto al monstruo en un entorno confinado genérico.

The Cursed Forest es un título oscuro y a primera vista nada prometedor. Surgió en 2014 como el primer trabajo de KPy3O, un desarrollador independiente perdido en la tundra siberiana, usando el motor gráfico CryEngine Free y lanzado de forma gratuita en la plataforma IndieDB. El juego atrajo la atención de los fans por sus impactantes gráficos y pronto hubo voluntarios que se ofrecieron a traducir el texto del ruso al inglés para auxiliar al creador a que más personas conocieran su obra. Lo que en un principio parecía otro Slender con texturas cambiadas resultó ser uno de los mejores survival-horror independientes.

Un hombre recibe una llamada de urgencia, pues su madre ha tenido un ataque al corazón y se encuentra grave en el hospital. De camino a verla, decide tomar un atajo a través de un antiguo bosque. Los lugareños aseguran que el lugar está maldito, pero eso no le importa en estos momentos. El día era agradable y soleado, pero dentro del bosque todo se volvió oscuridad. Los faros del auto apenas atravesaban las sombras, hasta que una terrible silueta se plantó frente al vehículo y le hizo perder el control.

Nuestro hombre despierta a mitad del bosque. Todo el lugar parece salido de un cuento de hadas y aunque escucha el sonido de múltiples animales en las sombras, también se hace patente que alguien más le observa. Buscando un camino de vuelta al exterior, encuentra un par de cabañas que parecen haber sido abandonadas hace tiempo. En su interior halla una nota escrita por uno de sus habitantes, al parecer una de las cuatro familias que habitaban el bosque ofreció a su hija en sacrificio para un ritual oscuro.

El arcano maleficio convirtió el alma de la niña en una terrible entidad que cobró las vidas de todos los habitantes. La criatura ahora busca el alma del protagonista y por ningún motivo piensa dejarlo salir de la foresta. Quienes vivieron ahí dejaron ciertas instrucciones por si alguien más caía presa de la maldición: para vencer al mal se deben reunir todos los restos de la niña y cinco piedras sagradas con las que se puede ejecutar un nuevo ritual que purifique el alma en pena de la chiquilla.

El objetivo es explorar el bosque para recolectar esos objetos. Mientras avanzamos, espíritus malignos se hacen presentes con el objetivo de quitarnos la vida. No es posible defendernos por lo que nuestra única opción es huir. La longitud del juego apenas supera las dos horas y no se puede guardar la partida. Aunque el bosque es grande, los caminos están predefinidos por los senderos que encontramos y el desarrollo de la aventura es muy lineal. Además, mientras no hayamos recolectado todos los ítems clave, no podemos avanzar al área siguiente.

Dejando a un lado el argumento y sistema de juego, The Cursed Forest resalta por sus increíbles gráficos plagados de detalles. El creador ha hecho un excelente trabajo para dotar de vida al bosque, empleando efectos de iluminación exquisitos acompañados por todo tipo de efectos sonoros, desde el croar de los sapos hasta el crujido de las ramas bajo nuestros pies. El lugar tiene varias locaciones interesantes como fogatas abandonadas, cabañas, un arroyo, ruinas antiguas, un pantano y una terminal de trenes.

En todo momento podemos salir del sendero para explorar un poco más allá mientras hojas y ramas caen de los árboles a nuestro alrededor. El bosque es un personaje más y junto a los diversos efectos sonoros tenebrosos crea una atmósfera excelente muy distinta de otros juegos similares. Conforme vamos avanzando podemos figurar todo tipo de siluetas escalofriantes a lo lejos. Los encuentros con los seres sombríos añaden una buena dosis de suspenso, aunque son fugaces y podemos perder varios si vamos demasiado rápido.

El juego fue elogiado por la comunidad a tal grado que el autor unió fuerzas con otro grupo para lanzar un remake que actualmente se encuentra en la etapa de acceso anticipado. Mientras tanto el The Cursed Forest original es prueba de que aún existe mucho potencial en el sistema básico de los survival-horror indie. Incluso si los jumpscares son predecibles, los objetivos muy genéricos o si a veces morimos sin razón aparente, el juego vale la pena sólo por ofrecernos la posibilidad de dar un paseo a través de este maravilloso y siniestro bosque.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s