Resident Evil – Authentic videogame action!

Resident Evil (Biohazard) es una serie existosa a pesar de los múltiples altibajos que ha tenido en los últimos tiempos. Luego de debutar en el PlayStation con un par de títulos admirados por muchos, la naciente franquicia toma impulso para incursionar en otros ámbitos. Se escriben novelas, se lanzan títulos en otras plataformas, películas, se abren atracciones en parques de diversiones, restaurantes e incluso se diseña un juego de cartas. Una de las mercancías más interesantes siempre han sido las figuras coleccionables.

Las figuras de acción de Resident Evil comenzaron como juguetes dirigidos a los niños de ocho años en adelante. Fueron una de las últimas series basadas en material que no necesariamente cumplía con dicha clasificación, como las extravagantes figuras de Jurassic Park, Aliens, Predator e ID4. En esos años la censura no era tan estricta y podíamos jugar con personajes salidos de películas donde a las personas les arrancan la columna vertebral, son devoradas en pantalla o impregnadas con horribles monstruos.

Aquellas basadas en videojuegos eran más difíciles de conseguir pues apenas se comenzaba a consolidar una nueva generación de jugadores. Hubieron varias líneas de figuras como las de Crash Bandicoot y Sonic producidas por la misteriosa Resaurus, una fugaz serie basada en las aventuras de Lara Croft de la trilogía original Tomb Raider creada por Playmates Toys y una nutrida serie de paquetes dobles representando los títulos de peleas más recientes de Capcom como Darkstalkers o Marvel Super Heroes vs Street Fighter lanzada por ToyBiz.

Con la llegada del nuevo milenio las figuras de acción aumentaron su calidad de forma magnífica. Se abrió un nuevo mercado para los fans de estas interesantes piezas y se establecieron nuevas marcas que dominaron por muchos años como la legendaria McFarlane Toys. Actualmente las figuras basadas en videojuegos o películas son bien conocidas, pero los precios han aumentado de forma exorbitante, convirtiéndolas en un lujo que pocos podemos mantener. Resident Evil atravesó diferentes etapas, las más interesantes son las siguientes.

ToyBiz

Las primeras figuras de Resident Evil con las que tuve contacto y mis favoritas al día de hoy. ToyBiz fue una de las compañías de juguetes más populares en los noventas, encargada de manufacturar todas las figuras oficiales de Marvel Comics, hasta su posterior reestructuración como Marvel Toys y desaparición en 2008. Además de las figuras de súper héroes, lanzó una nutrida serie basada en las películas de The Lord of the Rings y algunas basadas en videojuegos como parte de su línea Videogame Super Stars.

La línea que ahora nos ocupa consta de tres series, la primera basada en el Resident Evil original compuesta por nueve figuras, ocho de las cuáles están empacadas en parejas para permitirnos revivir los terribles combates acontecidos en el interior de la Mansión Spencer. Los dos primeros paquetes incluyen a un juvenil Chris Redfield equipado con un lanzallamas para hacer frente al feroz MA-39 Cerberus y a la encantadora Jill Valentine, quien debe sobrevivir al ataque de una Web Spinner.

Las figuras de los protagonistas son muy similares y cuentan con una palanca en la espalda para realizar una “acción de disparo” muy tosca. Las criaturas son espectaculares y pueden desensamblarse para simular daños de batalla; la araña gigante incluye una dotación de arañas pequeñas que puedes guardar en su interior. Los otros dos paquetes dobles incluyen un par de zombies, entre ellos Forest Speyer, y los conocidos enemigos de alto nivel MA-121 Hunter y la Quimera, cuyo nivel de detalle es increíble.

La novena figura es el Tyrant T-002, que viene empacado de forma individual, pero lo compensa al ser casi el doble de alto que todos los demás personajes. Como el Hunter, puede realizar una “acción de ataque” con su garra; el corazón es traslúcido y con un botón en la espalda, el líquido en su interior simula la “acción de bombeo”. Todas estas figuras están basadas en los artworks oficiales del juego. La parte trasera del empaque incluye una pequeña biografía para los miembros de S.T.A.R.S. e información adicional sobre la creación de los monstruos.

Las otras dos series abordan Resident Evil 2. De nuevo en empaques dobles, la primera parte presenta a los protagonistas Leon S. Kennedy y Claire Redfield enfrentando al Licker o a un policía zombie respectivamente. Como en la serie anterior ambos cuentan con una “acción de disparo”, aunque los modelos no son muy detallados. Por su parte el Lamedor es impresionante, pero la postura que eligieron no permite un buen uso de las articulaciones. Una quinta figura empacada de forma individual representa a “G” en su tercera fase e incluye accesorios para “convertirlo” en G4.

La segunda parte denominada Platinum, consta de siete figuras más, tres parejas y una individual con la posibilidad de “trasformarse”. A los protagonistas se suman Ada Wong, HUNK y Sherry Birkin. Las criaturas son un nuevo zombie con extremidades que se pueden separar, una Ivy que puede abrir su cabeza y la colosal figura de William G2, mi favorita en la series, extremadamente detallada y con la capacidad de mover su ojo gigante. La última figura es el tenebroso Mr. X con abrigo removible e incluye accesorios para convertirse en Super Tyrant.

MobyDick

Luego de la salida de Resident Evil 3, ToyBiz no continuó su línea de juguetes. En su lugar, la compañía nipona MobyDick Corporation consiguió los derechos para lanzar una nueva serie basada en los videojuegos. Comparadas con la pequeña escala manejada por su antecesor, las figuras de MobyDick son colosales, casi superando las 12 pulgadas de alto en algunos casos. Sólo existió una serie, compuesta por 20 figuras más otra exclusiva de edición especial. Las primeras 8 se empacaron en parejas, únicamente con personajes de Resident Evil 3.

Estos gigantescos paquetes contienen tres versiones diferentes de Jill Valentine usando distintos atuendos del juego: el original, el uniforme de S.T.A.R.S. y el traje de Regina en Dino Crisis. Cada Jill viene acompañada por una de las nuevas criaturas presentes en el título: Drain Deimos, Brain Sucker y el Hunter Beta. El cuarto paquete incluye a Carlos junto al anticipado Nemesis T-Type. De esta primera oleada existen también “versiones especiales” donde las mismas figuras vienen decoradas en su totalidad con pintura metálica.

Las otras doce figuras vienen empacadas de forma individual. Cada una trae consigo accesorios y una base para mostrarlas. La línea está compuesta por personajes de los tres primeros títulos, aunque MobyDick fue más allá e incluyó un par de personajes entonces novedosos como Chris Redfield en su atuendo de Resident Evil – CODE: Veronica y Rebecca Chambers de Resident Evil 0 con su atuendo del prototipo para Nintendo 64. Destacan los trajes alternos para Leon y Claire, así como la única figura conocida de HUNK sin máscara, basado en su epílogo de Resident Evil 3.

En el apartado de las criaturas encontramos indiscutibles clásicos como el T-002, T-103, la Poison Ivy y el Licker, junto a Némesis en su segunda fase. En adición, cada empaque contiene una pieza con la que podemos armar una figura muy especial si juntamos toda la colección. Al unir las piezas obtenemos como resultado una gigantesca figura de Nemesis en su etapa final. La última figura es William Birkin G Type 2 que podíamos encontrar en un empaque de edición especial junto a una cinta VHS que contiene interesantes datos sobre la saga.

Las figuras creadas por MobyDick están dirigidas a consumidores más maduros y coleccionistas dispuestos a luchar por completar la increíble figura armable de Nemesis. En nuestro continente, fueron vistas como toda una novedad, sobre todo por sus empaques voluminosos. Sin embargo, se debe reconocer que comparadas con ToyBiz, estas figuras tienen algo que les impidió ser del agrado de todos los fans. La elección de colores para decorarlas es peculiar, demasiado brillante y el acabado no está nada cuidado

Algunos tienen detalles interesantes como los múltiples pelillos que cubren al Drain Deimos y mi favorito, el Hunter Beta, es robusto y temible. Pero otros modelos son toscos, con articulaciones defectuosas. Las criaturas tienen problemas a la hora de mantenerse en pie y con el tiempo pueden caer continuamente, aún sobre la base. Los rostros de los personajes tienen una expresión ausente en su mayoría y las versiones cromadas son sencillamente horribles. En mi opinión, me gustan más las cajas que los contienen que las figuras en sí.

Palisades

La responsabilidad de porporcionarnos deliciosos coleccionables para continuar llenando nuestras repisas pasó entonces a manos de Palisades Toys, compañía estadounidense dedicada a crear artículos de primer nivel dirigidos a coleccionistas serios hasta su desaparición en 2006. Palisades fue la favorita de muchos durante más de diez años por sus rigurosos controles de calidad. Las tres series de Resident Evil que lanzó no son la excepción y a menudo son consideradas como las mejores figuras de acción dentro de la franquicia.

La línea cubre desde el Resident Evil original hasta CODE: Veronica a través de 12 figuras repartidas en tres series de cuatro figuras cada una. La primera incluye a Leon S. Kennedy en su apariencia de Resident Evil 2, un soldado zombie de la isla Rockfort, una impresionante pieza representando al temible Nosferatu y su trabajo más codiciado, una nueva figura de Nemesis T-Type de calidad más que aceptable. Todas ellas salvo Nosferatu tienen una versión variante con decorados distintos, por ejemplo, Leon con vendajes.

La Serie 2 incluye a Claire Redfield en su apariencia de CODE: Veronica, al T-103 con su abrigo limitador, un policía zombie de Resident Evil 2 que además incluye un Licker y la única figura conocida de Alexia Ashford en su primera trasformación, con accesorios para convertirla a su fase final. La última serie consta de Chris Redfield en su apariencia de CODE: Veronica, Albert Wesker del mismo juego empacado junto a un Hunter II, el T-002 y por último mi encarnación favorita de William en etapa G4 con un molde increíble y un acabado magnífico.

Palisades también lanzó un par de esculturas de resina con una calidad superior como parte de una edición limitada. La serie de figuras de acción no tiene mucha coherencia, sólo escogieron a los jefes de los cuatro juegos, un par de protagonistas y el clásico zombie; tiene un enfoque particular en CODE: Veronica, lo cual se agradece por las figuras de Alexia y Nosferatu, que son impresionantes. El trabajo de pintura en todas es fantástico y a simple vista es obvio que se puso especial cuidado en cada una de ellas, desde el molde hasta el empaque.

NECA

La National Entertainment Collectibles Association surgió durante el último lustro del siglo XX para llenar el vacío que dejó McFarlane Toys durante varios años. Actualmente es una de las productoras más reconocidas de artículos coleccionables, consiguiendo las licencias de varias series de videojuegos o películas para crear todo tipo de figuras de acción como parte de su división Reel Toys. También es criticada por su tendencia a reciclar moldes y vender la misma figura varias veces con ligeros cambios en la pintura o un empaque distinto.

NECA ha lanzado varias piezas basadas en Resident Evil, especialmente títulos de nueva generación como Resident Evil 4, Resident Evil 5 y Operation Raccoon City. Para el primero cuenta con dos series que incluyen figuras de Leon S. Kennedy (con variantes para sus diferentes atuendos), Ada Wong, el Dr. Salvador, el Verdugo, el Garrador, Krauser mutado, cuatro Iluminados diferentes y dos versiones de la Iron Maiden, para un total de 15 piezas. Aprovechando la popularidad del juego, esta serie recibió alta demanda.

Para celebrar el décimo aniversario de Resident Evil se produjeron dos series de cuatro figuras cada una, basadas en su mayoría en el Remake. La primera incluye a los dos protagonistas originales, Jill y Chris; aquí es donde podemos apreciar de mejor manera todo el camino recorrido durante más de diez años desde aquellos adorables juguetes de ToyBiz. Los otros dos son el clásico zombie de la Mansión acompañado por un Cerberus y HUNK en su apariencia actualizada de los Mercenarios en Resident Evil 4.

La segunda serie incluye únicamente criaturas: el T-002, Hunter, Licker y un Crimson Head acompañado también por un Cerberus. Salvo este último, considero esta segunda serie como el mejor trabajo de NECA en Resident Evil. Las tres criaturas tienen un acabado decente, pero sobresale el Licker por las secciones traslúcidas que simulan ser restos de su piel y la coloración metálica de sus garras. La pieza está basada en ese legendario artwork donde la criatura se levanta para liberar su larga lengua.

De izquierda a derecha: Palisades, NECA y ToyBiz

Esta serie tuvo un segundo lanzamiento bajo el título Archives. Eran las mismas ocho figuras empacadas en cartón en lugar de plástico, con una variante de Jill portando un uniforme negro y un nuevo Zombie del laboratorio. Pasaron varios años hasta la salida de Resident Evil 5, para la cual NECA sólo produjo tres figuras: Sheva, Chris y el Majini Verdugo. Cuando se reveló Operation Raccoon City, la compañía lanzó una sencilla figura de VECTOR completamente negra y cuyo único detalle son los lentes de su máscara, decorados con diminutas franjas azules.

NECA dejó de producir figuras de la franquicia para enfocarse a sus otras licencias. La calidad de sus productos no es mala, pero es duramente criticada por los coleccionistas veteranos. Los moldes y articulaciones funcionan, pero es en la pintura donde regularmente se quedan cortos. Basta con examinar los rostros de las figuras de Chris y Sheva para notar horribles errores en los ojos. Las criaturas reciben un acabado “sangriento” que en realidad son toscas pinceladas al azar con rojo brillante. El zombie de la Mansión y el Crimson Head son el mismo molde con otro color.

Otros

ToyBiz, MobyDick, Palisades y NECA no fueron los únicos productores de figuras basadas en Resident Evil. Actualmente existen varios más como la reconocida Hot Toys, especializada en figuras altamente detalladas de 12 pulgadas de alto con infinidad de accesorios y articulaciones a cambio de un precio exorbitante, o las increíbles Play Arts de Square-Enix; aunque ambas se enfocan únicamente en personajes humanos y hace mucho tiempo que no se ha visto una nueva figura que haga justicia a las criaturas.

Las ediciones especiales de algunos títulos como Resident Evil: Degeneration incluyen grandiosas figuras de edición limitada y existe una peculiar serie de miniaturas basada en Resident Evil 4, entre muchas otras más. Pero gastar grandes sumas en cosas que sólo se quedarán arrumbadas en alguna repisa ya no parece un buen plan. La popularidad está decayendo y aunque siguen apareciendo más coleccionables cada día, sus precios también van en aumento. Para mi al menos, las figuras de Resident Evil ahora son sólo un feliz recuerdo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s