The Evil Within – Historia

Antecedentes

Krimson City es un lugar con mucha historia, una ciudad fundada en torno a una bahía que ha crecido con los años, pero que conserva muchas de sus costumbres, sobre todo en la periferia donde aún existen un par de villas rurales. Una de las familias más antiguas y acaudaladas de Krimson son los Victoriano, cuya imponente mansión se yergue sobre los campos de cultivo a las afueras de la ciudad. La última generación de la familia consta únicamente de Laura y Rubén, hijos de Ernesto y Beatriz Victoriano.

En los últimos años la familia fue bien conocida por su hermetismo; la única conexión que tenían con el mundo exterior eran unos pocos de sus sirvientes y visitantes. Mantenían buena relación con el Dr. Marcelo Jiménez por los cuantiosos donativos que hacían al Hospital Mental Beacon en la ciudad y con los miembros del clero; aún después de las múltiples criticas dirigidas a la iglesia por sus aparentes actos de corrupción, Ernesto Victoriano se mostraba siempre fiel a sus creencias, dispuesto a darlo todo por su fe.

Rubén detestaba la iglesia. Resultó ser todo un prodigio en la ciencia, particularmente en los campos de la biología y psicología; pero también tenía una personalidad introvertida, sólo compartiendo sus pensamientos con su hermana. El Dr. Jiménez mostró particular interés en los rudimentarios e inquietantes experimentos que el joven llevaba a cabo en espécimenes vivos y pronto le ofreció asistencia para mejorar sus métodos. Ambos compartían conocimientos y el médico estaba seguro de que el chico haría grandiosos descubrimientos.

Los aldeanos comenzaron a conspirar en contra de los Victoriano por apropiarse de todas las tierras pagando un módico precio a cambio. Organizaron un ataque sorpresa e incendiaron los campos de cultivo junto a uno de los graneros más grandes. Desconocido para ellos, Rubén y Laura se encontraban dentro luego de pasar la tarde jugando. La chica consiguió sacar a su hermano del lugar a cambio de su vida. Rubén fue encontrado por su padre, quien ocultó la verdad a su esposa y lo encerró en el sótano de la mansión debido a sus terribles quemaduras.

Tras perder dos hijos en el incendio, la salud de Beatriz comenzó a decaer; aunque jamás creyó la historia de su esposo acerca de la muerte de Rubén, ya que alcanzaba a escuchar horribles lamentos al otro lado de la puerta cerrada del sótano. El chico quedó terriblemente desfigurado y la muerte de Laura le dejó heridas mentales de magnitud aún mayor. Su sed de venganza lo mantuvo vivo varios años hasta que tuvo la fuerza suficiente para escapar de su celda, matar a sus padres y heredar la cuantiosa fortuna que le correspondía por derecho.

La noticia llegó a Marcelo, quien estableció una nueva alianza con su antiguo colaborador. Rubén estaba decido a continuar sus experimentos sobre la mente humana para trasferir su consciencia a un nuevo cuerpo; así que a cambio de donativos, el Dr. Jiménez podía proveerle con conejillos de indias más adecuados y de paso abrir espacio para nuevos pacientes en Beacon. Desconocido para el hombre, Jiménez también tomó gran parte de sus estudios y comenzó a publicarlos en revistas científicas bajo su nombre, lo que atrajo la atención de la organización Mobius.

Mobius

Mobius es una organización secreta con base en Krimson City, cuyos verdaderos motivos y origen son desconocidos. Los descubrimientos que Jiménez publicaba resultaban muy prometedores para sus objetivos, así que se acercaron al buen doctor y le ofrecieron convertirlo en director de Beacon, así como financiamiento ilimitado para “su investigación”. Marcelo estaba encantado, pero pronto se quedó sin material que presentarles y lamentablemente, su genio no estaba a la altura para continuar por su cuenta con la investigación.

Mientras tanto los experimentos de Rubén continuaban, volviéndose cada vez más salvajes e inhumanos. Pronto, la prensa local comenzó a cubrir las múltiples desapariciones en la cuidad y cómo cada cierto tiempo aparecían cadáveres mutilados con signos de intervenciones quirúrgicas. A pesar de su confinamiento, se enteró de la traición de Jiménez y retiró los fondos a Beacon. Marcelo trató de negociar con él y luego de presentarlo a Mobius como su asistente, la organización permitió a ambos seguir trabajando en el proyecto.

El objetivo de Victoriano era un artilugio que el mismo denominó STEM, diseñado para permitir la conexión entre varias mentes humanas y compartir sensaciones o recuerdos a un nivel bioquímico; sus aplicaciones en psicología o criminalística serian ilimitadas. Sin embargo, la relación entre Jiménez y Rubén se volvió más antagónica, además Mobius demandaba resultados lo más rápido posible. Lograron construir el primer prototipo funcional, comenzando terribles pruebas en pacientes de Beacon, quienes en el mejor de los casos regresaban completamente dementes.

STEM

El prototipo funcionaba mediante cables conectados directamente al cerebro de los pacientes, pero Mobius demandó que la versión final fuera inalámbrica para permitir el acceso a cualquier persona. Desconfiando más que nunca de sus aliados, Rubén reconfiguró la máquina en secreto para que sólo se activara en respuesta sus ondas cerebrales específicas y por tanto fuera imposible usarla sin él. La organización le ordenó retirar el bloqueo, pero el hombre se negó y volvió a su mansión para continuar trabajando solo.

Mobius no aceptó la negativa, envió un equipo dirigido por Jiménez para secuestrar a Rubén y forzarlo a trabajar en el nuevo STEM. Pronto decidieron que no lo necesitaban “entero” y lo sedaron para realizarle una horrible disección, dejando únicamente su cerebro, el cual enfrascaron como una simple pieza más a la que los científicos pusieron el nombre código “RUVIK”. Con Rubén fuera del camino y su cerebro alimentando el STEM, Mobius tenía todo listo para perfeccionar la máquina bajo la supervisión directa de Jiménez.

Las pruebas pronto se toparon con su primer obstáculo. Los sujetos de prueba conectados a STEM morían a los pocos minutos de ingresar y aquellos que conseguían regresar lo hacían en un estado de locura irremediable; sus testimonios tenían ciertas similitudes, todos ellos afirmaban haber encontrado un mundo distorsionado, con una horrible figura deformada cubierta por una capa que les perseguía. Marcelo pronto temió lo peor: la consciencia de Ruvik seguía existiendo dentro de la máquina y podía manipular el mundo interior a voluntad.

Para que el nuevo STEM inalámbrico sirva a los objetivos de Mobius, primero deben eliminar al fantasma de Ruvik que corrompe el sistema. Jiménez y su superior en la organización idean un plan de emergencia, enviar a una agente al interior para erradicar todo rastro de Rubén; al mismo tiempo, consiguen involucrar a un par de detectives del Departamento de Policía quienes estaban cerca de descubrir la existencia de Mobius para que mueran dentro. Pero Jiménez activa la máquina antes de tiempo con el fin de probar su valía, quedando dentro junto a centenas de personas más.

The Evil Within

Luego de un arduo día de trabajo, el detective Sebastián Castellanos es llamado a investigar un homicidio múltiple en el Hospital Mental Beacon. Acude al lugar junto a sus compañeros Joseph Oda y Juli Kidman. Joseph ha sido su compañero durante años, aunque recientemente han tenido algunas diferencias luego de un incidente con Asuntos Internos. Respecto a Kidman, es una novata con un pasado misterioso quien recientemente entró bajo su supervisión. Castellanos es un buen detective, aunque la pérdida de su familia años atrás continúa persiguiéndole.

Conforme se aproximan al lugar la radio comienza a fallar hasta que se quedan sin comunicación. De pronto escuchan un terrible zumbido que casi hace al oficial Conelly perder el control de la patrulla. Se recuperan rápidamente y arriban a la escena del crimen. Los tres detectives se aventuran al interior para descubrir una verdadera masacre de pacientes y personal por igual. Más adelante encuentran a un médico sobreviviente, pero cuando Castellanos está por interrogarlo, su atención se desvía hacia los monitores de seguridad que muestran algo increíble.

A través de las cámaras se ve a varios oficiales disparando contra algo que de pronto aparece en cuadro, un hombre desfigurado que mata a los policías de un solo golpe a una velocidad increíble. La figura se teletransporta detrás del detective y le deja inconsciente. Sebastián despierta colgado de cabeza en el sótano del hospital junto a una docena de cadáveres y una terrible criatura que comienza a despedazarlos. Castellanos escapa sigilosamente; pero termina activando una trampa que atrae al monstruo, quien le persigue armado con una motosierra.

El detective utiliza su ingenio para continuar con su escape sin ser visto por el enemigo. Utilizando un ascensor, regresa al lobby del hospital, pero un terremoto sacude toda la zona repentinamente. En el exterior, Conelly llega conduciendo una ambulancia donde le esperan Kidman, el médico Marcelo Jiménez y uno de sus pacientes, Leslie; Joseph no ha salido aún del edificio, pero no pueden quedarse a esperarlo pues el terremoto aumenta de intensidad, derrumbando edificios y cerrando las calles cercanas a Beacon.

Krimson City se desmorona a su alrededor mientras el equipo trata de escapar; finalmente la carretera se quiebra y la ambulancia cae por un acantilado, donde Sebastián pierde el conocimiento. Luego de unas terribles pesadillas, despierta a mitad de un oscuro bosque. A un costado están los restos del vehículo, pero no hay rastro de los demás. El hombre avanza a través de la foresta, encontrando un arma y una linterna. A lo lejos ve una luz y se aproxima con cautela, sólo para encontrar al oficial Conelly devorando una cabeza humana.

Castellanos acaba con el mutante. Más adelante encuentra varias trampas mortales y a Leslie, el paciente que escapó de Beacon junto a ellos. El chico se asusta para correr hasta perderse en la oscuridad. Siguiendo su rastro, logra dar con una pequeña villa abandonada, donde presencia la creación de las horribles criaturas que ahora deambulan por doquier, Los Atormentados. Ellos descubren su presencia y una gigantesca horda le persigue; sin más opción Sebastián salta desde un puente hasta el río debajo.

Agárrenlo!

Agárrenlo!

Una vez en la orilla, llega a un pueblo abandonado donde se reúne con el médico de Beacon, Marcelo Jiménez. El hombre explica que Leslie es su paciente y mayor prioridad, pero ha logrado escapar del sitio. Para seguirle deben atravesar una barricada y a varios Atormentados. Unen fuerzas e idean una estrategia para avanzar, pero antes de conseguirlo son atacados por el maniático de la motosierra. Sebastián lucha contra el Sádico y logra vencerle. Ambos hombres continúan su búsqueda de Leslie.

Avanzan hasta una casa más grande donde según le informa su compañero, vive su hermano Valerio Jiménez. En el interior dan con Valerio, pero se ha convertido en un Atormentado, por  lo que Sebastián es forzado a matarlo. Marcelo comienza a murmurar sobre un tal “Ruvik”, pero antes de preguntarle más al respecto, escuchan el grito de Leslie afuera. El paciente corre hasta otra casa y ambos salen tras él. Lo encuentran en el sótano, pero antes de poder regresar el hombre misterioso se manifiesta y altera la realidad para separar a Sebastián de sus acompañantes.

Castellanos aparece de nuevo en el hospital, donde debe atravesar los pasillos llenos de terribles criaturas invisibles y un nuevo monstruo más poderoso con cuatro brazos. Más adelante encuentra a Joseph sumergido en una extraña bañera; luego de rescatarlo y curar su heridas, ambos se ponen en camino atravesando hordas de Atormentados, además de trampas surrealistas. En el camino comienza a preocuparse por la condición de su compañero, pues parece estar al borde de convertirse en un Atormentado e incluso le ha atacado.

Llegan a un amplio salón donde ven a Kidman atrapada en una extraña trampa rodeada por monstruos. Trabajan juntos para acabar con todos ellos y desactivar el artilugio, rescatando a Kidman en el último segundo. Cuando están a punto de reunirse, el suelo cede y caen hasta los desagües donde se encuentran nuevamente poco después. Comparten sus impresiones sobre la situación, aunque la novata se ve muy calmada, como si tuviera todo bajo control. Mientras avanzan por los drenajes, Sebastían es capturado por el monstruo de los cuatro brazos y llevado a otra parte.

Se enfrascan en un feroz combate; la criatura es muy rápida y fuerte, además parece ser capaz de recuperar vitalidad al poseer los cadáveres de otros enemigos. Pero su debilidad es el fuego, que Sebastián aprovecha para darle fin. Luego de derrotarla, observa una visión donde Ruvik experimenta sobre Leslie, al parecer el chico comparte las mismas ondas cerebrales que el hombre deformado y le servirá para lleva a cabo su resurrección, pues al trasladar su conciencia a un cerebro compatible podrá salir de STEM para consumar su venganza.

El artefacto en la visión estalla y deja inconsciente a Sebastián, quien despierta poco después en una especie de ruinas cercanas a la costa. Allí se reagrupa con Joseph y juntos acaban con gran cantidad de Atormentados para seguir avanzando. Se dirigen al faro, para terminar en el cementerio que rodea la iglesia. Todo el sitio no tiene sentido alguno, más bien parecen recuerdos fragmentados. La condición de Joseph empeora e incluso ha intentado matarse para no convertirse en un monstruo, pero gracias al apoyo de su compañero decide continuar.

A la distancia ven a Kidman y Leslie entrando a la iglesia. Luego de vencer a los gigantes Neun y Zehn descubren que el camino está bloqueado, por lo que no tienen otra opción que usar la ruta subterránea. Atraviesan un grupo de túneles hasta el exterior, donde les aguarda el terrible Sentinel. Sebastián enfrenta a la criatura y logra vencerla, pero Joseph pierde sus gafas. Incapaz de continuar así, Castellanos regresa al territorio de Sentinel para recuperarlas. Ambos se ponen en camino hacia el interior de la iglesia.

Una vez dentro, la condición de Joseph empeora y Ruvik se hace presente. Envía a Sebastián a las catacumbas donde le espera el Guardián. El detective resuelve los crípticos acertijos y llega al cuartel de la criatura, donde descubre a Leslie encerrado en una jaula. El chico entra en pánico y huye, activado de paso una alarma que atrae al poderoso monstruo. Castellanos vence al Guardián en una cruenta batalla de resistencia utilizando una de sus propias trampas y continúa su camino, sólo de nuevo.

En poder del mal

Atraviesa una red de cuevas donde encuentra más monstruos y acertijos, hasta llegar de nuevo al hospital. Allí encuentra el prototipo de STEM y a Marcelo tratando de usar a Leslie para escapar del sistema. Sebastián lo confronta directamente ahora que sabe la verdad, toda esta locura está dentro de la mente de Ruvik, quien no piensa dejarlos salir vivos. Este mundo fue creado con los recuerdos de todos los sujetos que han entrado a STEM, pero sólo Ruvik puede alterarlo a voluntad. De pronto aparece una bestia gigantesca que persigue al detective hasta otro recuerdo.

Sebastián tiene una pesadilla sobre ser quemado vivo y aparece frente a la Mansión Victoriano. Luego de investigar el lugar siendo acosado por Ruvik, consigue acceder a un cuarto secreto donde es perseguido por una nueva criatura amorfa. Logra escapar y termina frente a un granero a mitad de un infinito campo de girasoles. Allí revive la memoria sobre la muerte de Laura y el incendio en el granero que convirtió a Rubén Victoriano en Ruvik. Su objetivo era crear STEM para ver su hermana una vez más y obtener un nuevo cuerpo sano.

La prolongada visión termina, no sin incidencias, y Sebastián aparece en un área subterránea llena de trampas. La atraviesa como puede hasta que queda frente a frente con Reborn Laura de nuevo. La criatura de múltiples brazos le persigue durante un buen rato hasta que el detective utiliza el entorno a su favor y escapa de la abominación por poco. De vuelta en la mansión, Marcelo hace un último intento por apagar el sistema, pero es asesinado por la bestia gigante de antes, la Amalgama Alfa, cuya primitiva consciencia también busca escapar.

Sebastián lucha contra el monstruo en un estacionamiento subterráneo hasta derrotarlo para salir a la superficie. Emerge a mitad de una ciudad destruida que explora hasta dar con Kidman, quien huye de una horda de Atormentados. Ambos colaboran para acabar con las criaturas. Llegan hasta un almacén donde Castellanos está a punto de convertirse en uno de ellos. Juli escapa por poco y le deja encerrado en una habitación; sin embargo, Leslie le deja salir antes de asustarse y escapar de nuevo.

Se reúne con Joseph, quien parece repuesto e incluso ha encontrado un camión que pueden usar para moverse más rápido. Deducen que el Hospital Beacon es el centro de todo este desastre, así deben dirigirse ahí si quieren detenerlo. De pronto aparece Kidman, quien es perseguida por Herejía. Los tres huyen de la criatura a través de las caóticas calles, evitando también grupos armados de Atormentados. Ruvik se da cuenta de su plan; levanta el autobús y lo arroja fuera del camino hacia un conjunto de apartamentos derruidos.

Cuando vuelven en sí, Kidman se ha ido. Deben atravesar los escombros hasta dar con un tren que aparentemente puede usar como puente para cruzar un par de edificios y llegar al hospital. Dentro de los apartamentos acechan numerosos Doppelganger, además del Guardián. Ambos hombres atraviesan este lugar infernal por sus propios medios para reunirse de nuevo en el exterior donde alcanzan a Juli. Kidman deja a un lado su fachada y amenaza a Sebastián. Bajo ningún motivo pueden dejar que Ruvik se apodere del chico.

Joseph actúa por sorpresa para asegurar a Leslie, pero Kidman le dispara por accidente. Acto seguido, otro terremoto azota el lugar y Sebastián cae hasta el subterráneo. Deseando lo mejor para Joseph, atraviesa los túneles infestados por Atormentados y derrota al Supresor para llegar hasta el improvisado puente. Ruvik le envía un mensaje, asegurando que sufrirá e invoca una tormenta para cortarle el paso. Castellanos salta al otro lado en el último instante antes de que el tren caiga al precipicio.

Despierta justo a la entrada de Beacon y entra al sitio para acabar de una vez con esto. A medio camino es capturado por Ruvik, quien lo envía a otro sitio donde debe acabar con los últimos Atormentados. Sube al último piso del hospital donde le espera STEM e incluso puede verse así mismo durmiendo conectado a la máquina. Leslie aparece siendo perseguido por Kidman quien desea acabar con él, pero Ruvik se manifiesta y los transporta a su propia versión del artefacto, un cerebro gigante conectado a todo el mundo.

El chico es asimilado por el villano, quien alcanza su forma final y reta a Sebastián a un último combate donde el policía resulta gravemente herido, pero sale victorioso. Despierta del sueño inducido por STEM para destruir el cerebro de Ruvik que da poder a la máquina, acabando con su existencia de una vez por todas. Despierta de nuevo, esta vez en el mundo real, para ver a Kidman encargarse de sus signos vitales en el sistema. La mujer le hace un guiño para que se haga el muerto cuando unos desconocidos pasan cerca.

Una vez que todos se retiran, inspecciona el lugar para dar con los cadáveres de Connelly y Jimenez; además, el recipiente que contenía el cerebro ahora está vacío. Sale del lugar para encontrarse en el interior de Beacon, justo cuando un grupo SWAT entra al lugar. Uno de ellos le pregunta su condición, respondiendo que sólo necesita un poco de aire fresco de verdad. Una vez en el exterior, algo a la distancia llama su atención: es Leslie quien se aleja de forma decidida antes de desaparecer entre la multitud.

Anuncios

5 Respuestas a “The Evil Within – Historia

  1. Este juego me lo he pasado 3 veces y volvería a hacerlo. Es un excelente resumen. Me queda una duda, dónde se encontraban los detectives cuando fueron impactados por las ondas cerebrales de Ruvik para ser introducido en STEM?

    • Gracias!
      Esa es una buena pregunta. De acuerdo con lo que recuerdo, el silbido que se escucha dentro de la patrulla mientras los detectives se dirigen el hospital marca la entrada a STEM. Supongo que de milagro no chocaron o algo y sus cuerpos fueron movidos a la torre del hospital por Mobius.

  2. Muchísimas gracias! Me sirve para informarme de la trama antes de comenzar a jugar al II . No juego un estilo así desde Silent Hill 3. Francamente ya con el Resident Evil 4 medio que me desilusionó el género. Esperemos que el II sea tan bueno como lo fue el I . Aunque no lo haya jugado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s