The Invisible Haunted

El Atormentado invisible es una variedad de enemigo muy especial en The Evil Within. Como otros de su clase, es la personalidad remanente corrompida de un pobre sujeto de pruebas fallecido al entrar en el sistema STEM. En un principio están confinados a las salas del hospital abandonado, aunque pueden aparecer en otros entornos conforme el juego avanza. Su simbolismo no está del todo claro, pero puede que su significado esté relacionado con la pérdida definitiva e inminente de su conciencia original.

Su apariencia es la de un paciente del sanatorio Beacon, portando una camisa de fuerza desatada. Otra característica es la completa carencia de facciones en su rostro, reemplazadas por una maraña de pequeños tentáculos y trozos de carne. Como lo indica su nombre, tienen la capacidad de hacerse completamente invisibles al ojo humano; suelen camuflarse para avanzar rápidamente hacia Sebastián con el fin de atraparlo y obtener un buen pedazo de su cabeza. Su ataque provoca gran cantidad de daño.

Aparece por primera vez en el sótano de una de las casas en el pueblo Elk River, cerca del hospicio del Dr. Valerio Jiménez. También aparecen en la parte antigua del hospital psiquiátrico Beacon y durante la campaña de Juli Kidman. Prefieren atacar en solitario, aunque más adelante suelen optar por cazar en grupos de tres. Como otros Atormentados, tienen una conducta muy básica guiada por sus instintos más primitivos, por lo que tras desaparecer se dirigen hacia ti en línea recta. Basta con prestar atención al entorno para ubicarlos.

Una vez te han visto, desaparecen en un instante y avanzan hacia el personaje. Toma nota de los diferentes objetos en la habitación, como botellas o sillas de ruedas que la criatura suele desplazar al moverse. También es muy sencillo seguir su rastro en el agua por las ondas que producen sus pasos. Si no estás seguro de su posición, corre hasta dejar algún obstáculo frente a ti o atraviesa una puerta. Los arpones cegadores de Agonía dejan al Atormentado aturdido y visible por unos momentos que puedes aprovechar para matarlo con una ejecución sigilosa.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s