Sadist

El Sádico es un Atormentado de alto nivel que sirve como jefe recurrente durante la campaña principal de The Evil Within y regresa una vez más en The Executioner. En vida fue un asesino sometido a los experimentos con el sistema STEM, su consciencia se mezcló con la locura de Ruvik para convertirse en una poderosa criatura cuyo único lenguaje es la violencia desmedida. Es el primer enemigo del juego. Cuando Sebastián despierta en el sótano del Hospital Beacon, es forzado a escapar de la guarida del monstruo.

Ha existido durante mucho tiempo en el sistema, quizás desde el primer prototipo. Su pasatiempo es asesinar a otros Atormentados o personas recién llegadas a STEM, asimilando porciones de la consciencia de sus víctimas. Tiene la apariencia de un hombre fornido vestido con ropa ensangrentada, cuyo rostro está cubierto parcialmente por una máscara de metal; uno de sus ojos parece estar dañado. Su arma preferida es una gigantesca motosierra oxidada, aunque también puede manejar con destreza un lanzacohetes RPG.

The Evil Within

En el capítulo uno, la mejor estrategia es avanzar lentamente o usar distracciones para evitar ser descubierto y llegar hasta el elevador que nos saca del hospital. La única arma de Sebastián en ese momento será al cuchillo; aunque podemos matar al Sádico con ataques sigilosos, se requieren más de 15 puñaladas para hacerlo caer. Más adelante se le encuentra nuevamente en la villa Elk River, donde un grupo de Atormentados lo ha encadenado dentro del granero. Ya que Sebastián necesita su motosierra para seguir avanzando, es necesario derrotarlo.

Sus ataques con la sierra son mortales y aunque en un principio puede parecer lento, suele ejecutar pequeñas carreras para perseguirte. El mejor plan de acción es preparar el terreno previamente con algunos virotes explosivos colocados estratégicamente y terminar el trabajo con la escopeta. También se pueden emplear las trampas con pinchos dentro de las casas para ahorrar munición. Una vez vencido, el Sádico se disuelve en un torrente de energía oscura para ser absorbido por Ruvik.

Aparece por tercera vez en el capítulo seis. Su conducta y ataques son idénticos, pero en esta ocasión hay muy poco espacio para moverse. Esquiva sus ataques midiendo cuidadosamente la distancia y emplea los pocos obstáculos en el lugar para mantenerlo alejado; a continuación descarga sobre él varias ráfagas de tu arma más fuerte. Lanza un par de virotes eléctricos para disminuir su velocidad. El último enfrentamiento tiene lugar en el capítulo final, luego de eliminar varias hordas de Atormentados, el Sádico se une al combate.

Surge en la zona más elevada de la arena portando un lanzacohetes. Evita los disparos aprovechando el terreno y acércate a él lo más rápido posible para forzarle a cambiar de arma. Una vez desenfunde la sierra, baja al ras del suelo y usa los conjuntos de pinchos como escudo para evitar sus golpes, a la vez que disparas con la escopeta o con Agonía. En la batalla final, su cadáver cae convenientemente cerca de Sebastián para procurarle el lanzacohetes con el que puede eliminar a la Amalgama.

The Executioner

En el escenario extra, el Sádico de la motosierra y el del lanzacohetes son dos entidades diferentes atrapadas dentro de STEM. Debes derrotar a ambos por separado para rescatar a tu hija. El primero de ellos, denominado sujeto CB-212, era un asesino sentenciado que hizo un trato con Mobius y se sometió a los experimentos. Una vez dentro del sistema, descubrió que poseía nuevas habilidades con las que se dedicó a asesinar a otros conejillos de indias. La falta de un enemigo a su altura lo decepcionó, cambiando su objetivo a amasar gran cantidad de monedas para escapar.

La hija del Guardián formó una breve alianza con él, pensando que era un buen tipo porque pasaba el tiempo eliminando a otros monstruos. Sin embargo, el Sádico se sintió traicionado cuando descubrió que la chica guardaba para sí algunos de sus preciados tokens. Es el primer jefe del escenario. Se mueve muy lentamente, pero puede detener tus golpes al escudarse tras la motosierra. La mejor estrategia es inmovilizarlo con una trampa de alambre de púas y no darle cuartel con el martillo. Derrotarlo te permite comprar su arma en la tienda.

El Sádico del RPG era un antiguo soldado obsesionado con las armas. Mobius le ofreció la posibilidad de entrar a STEM donde según ellos podría llevar a cabo sus más anhelados sueños bajo el nombre código CB-205. Una vez dentro descubrió que no sentía cansancio físico y armado con su confiable lanzacohetes, se dispuso a eliminar a cualquiera en su camino. Los Atormentados de menor categoría le provocaban curiosidad por su eterna insistencia, a tal grado que decidió adiestrarlos para formar un ejército.

Su plan no tuvo éxito y de pronto se sintió observado, seguro de que alguien intentaba robar sus pensamientos. Es el cuarto jefe del modo adicional. Lo enfrentas en una amplia estancia de dos niveles, donde siempre procura alejarse de ti para disparar. Evitar los cohetes es sencillo una vez que aprendes su patrón de disparo y con las mejoras adecuadas puedes acercarte lo suficiente para golpearlo hasta que muera. A corta distancia puede balancear al arma para derribarte o cambiar a la motosierra como en la campaña principal.

2 Respuestas a “Sadist

  1. Es un poco obvia la influencia a RE4, De hecho la mayor parte de enemigos de este juego me recuerda a RE4
    Los Haunted me recuerda a los Aldeanos y Amalgama a U3

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s