Amalgam Alpha

alpha1

La Amalgama Alfa es una enorme criatura creada dentro del mundo mental de STEM por la aglomeración de las consciencias remanentes de sujetos de prueba que murieron dentro del sistema en The Evil Within. Se trata de una masa de carne putrefacta compuesta por trozos de varios cuerpos. De frente, la criatura muestra una estructura triangular con un torso humano brotando de cada vértice. En el centro se halla una gigantesca boca vertical que se extiende hasta el abdomen del conjunto, equipada con largos colmillos.

Cada torso sujeta varias cadenas que aparentemente mantienen bajo control las dos cabezas gigantes que surgen a ambos costados de la boca. Las cabezas están cegadas por tiras de cuero clavadas sobre sus ojos y una de ellas carece de mandíbula inferior. La bestia se desplaza sobre cuatro largas patas, dos de las cuales terminan en manos de apariencia humana que utiliza para aplastar a sus oponentes. Por último, de su interior brota un largo tentáculo terminado en un ojo gigantesco rodeado por una especie de garra.

The Evil Within

Alpha es una de las criaturas más antiguas dentro del sistema. Las consciencias de los conejillos de indias con fuertes deseos de sobrevivir terminan siendo asimilados por la aglomeración, con la esperanza de que su fuerza conjunta les permita defenderse de los demás monstruos y escapar de STEM; sin embargo, este pensamiento es una simple ilusión ya que su destino siempre ha estado en manos de Ruvik, quien los utiliza como guardianes de su mundo mental. Aparece por primera vez en el capítulo ocho, persiguiendo por sorpresa al protagonista hasta otro recuerdo.

Más adelante mata a Marcelo Jiménez cuando éste trata de usar a Leslie para apagar el sistema, pues la criatura también intenta salir; Sebastián es convocado a un aparcamiento subterráneo donde enfrenta al mutante en una batalla final. Es uno de los combates más desafiantes del juego y puede complicarse si no sigues una estrategia. El lugar del enfrentamiento son dos amplias áreas de estacionamiento conectadas por un largo pasillo. En realidad, la Amalgama es un ser asustadizo que opera en defensa propia.

Entre los escombros existen múltiples suministros que recoger; además cada segmento cuenta con una pequeña habitación de mantenimiento que sirve de refugio con aún más ítems en el interior. El punto débil del monstruo es el ojo en la punta del tentáculo, que también usa para encontrarte. A pesar de su tamaño, es sorprendentemente rápido y sus largas extremidades le dan un alcance superior al de cualquier enemigo anterior. Puede destruir el mobiliario sin esfuerzo alguno. Sus ataques incluyen poderosas embestidas o manotazos.

La mejor estrategia es permanecer oculto tras los pilares y atacar sin permitir que la Amalgama destruya tus parapetos. Dispara al ojo con el revólver para hacerlo caer; recoge todos los ítems que te hagan falta mientras está aturdido y vuelve a esconderte. De nuevo dispara su punto vulnerable para descargar sobre él algunas balas de rifle o granadas sin acercarte. Si te descubre, atraviesa el pasillo hasta la otra sala para cubrirte de nuevo. Jamás entres en la pequeña habitación de mantenimiento si el monstruo está sobre ti o te sacará a la fuerza.

La bestia tiene una segunda fase donde se voltea para quedar cabeza abajo y exponer sus fauces, además de emitir un extraño brillo púrpura. El ojo se esconde dentro de la boca para protegerse. Mientras permanezca en este estado gana un movimiento especial que mata a Sebastián de un solo golpe al devorarlo por completo. Toma tu distancia y dispara un virote eléctrico o inmobilizador para frenar su embestida, entonces ataca el ojo con el rifle de francotirador hasta que muera. Granadas o arpones explosivos también son útiles.

The Executioner

En el modo extra, la Amalgama Alfa es el penúltimo jefe. En esta versión se trata de un paciente del psiquiátrico Beacon usado por Mobius para probar el sistema STEM bajo el nombre código CB-210. En un principio siguió al pie de la letra las directivas de la organización, peor pronto sucumbió a los efectos del mundo mental de Ruvik. Dejó de prestar atención a las instrucciones para obsesionarse coleccionando los recuerdos de otras criaturas hasta que su cuerpo se convirtió en una grotesca abominación.

Se le enfrenta en el mismo estacionamiento subterráneo y únicamente emplea su segunda fase. Dado que el Guardián es más poderoso que los detectives de la campaña principal, la criatura no puede devorarlo con un solo movimiento. Emplea embestidas o manotazos usando sus extremidades delanteras que pueden mandarte a volar; además está acompañada por una dotación constante de Atormentados, aunque debido a su naturaleza huidiza y defensiva, la Amalgama también los ataca al considerarlos otra amenaza.

El plan de acción más efectivo es usar el lanzacohetes para atacar desde lejos e incapacitar al adversario. Un impacto directo lo deja aturdido por breves instantes durante los cuáles puedes acercarte para propinarle un par de golpes con el martillo. Si no dispones de esta arma debes esperar a que el monstruo te lance un automóvil y presionar el botón indicado para devolver el proyectil. El auto explota frente a la criatura con el mismo efecto que un cohete. Hay una dotación finita de autos y el aura purpura que le rodea es capaz de repeler un lanzamiento.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s