The Keeper

El Guardián es uno de los enemigos más poderosos durante The Evil Within. Como Reborn Laura o el Supresor, es una entidad creada al mezclar el recuerdo que tiene Ruvik sobre la caja fuerte donde guardaba los resultados de su investigación, con su furia incontrolable al saberse traicionado por su colaborador, Marcelo Jímenez. Marcelo forzó la cerradura de la bóveda para publicar los hallazgos de Rubén bajo su propio nombre en revistas científicas, obteniendo el reconocimiento y apoyo financiero de la organización Mobius.

La caja fuerte que lleva por cabeza representa las atrocidades que Ruvik cometió en el pasado e intenta mantener ocultas. Es una criatura enorme con forma humana y apariencia de carnicero. Su arma principal es un martillo enorme con un pincho en la parte posterior. En la otra mano lleva un saco donde guarda los cerebros de sus víctimas, del cuál sobresalen varias estacas oxidadas. En la espalda carga un recipiente metálico donde almacena otras herramientas; tanto este contenedor como la caja fuerte están rodeados por alambre de púas.

The Evil Within

Aparece por primera vez en las catacumbas debajo de la iglesia durante el episodio siete. Ruvik envía a Sebastián hasta la guarida del monstruo, quien ha colocado diversas trampas para acabar con el detective. Castellanos consigue atravesar todas para llegar hasta su morada donde rescata a Leslie de una jaula. Desafortunadamente, el chico escapa asustado y activa una alarma que atrae al Guardián. Ambos rivales se enfrascan en una cruenta batalla donde utilizan todos sus recursos para vencer a su adversario.

Es un enemigo muy poderoso que emplea diversas estrategias para eliminarte; además tiene dos ataques que acaban con Sebastián al instante. Por si fuera poco, la batalla cuenta con un límite de tiempo por el gas venenoso que se va acumulando hasta niveles mortales. Debes cerrar tres manivelas para extinguir el gas mientras la criatura te persigue. El Guardián tiene una vitalidad promedio y puede ser derrotado con un par de disparos del rifle; sin embargo, tiene la capacidad de resucitar a través de las otras cajas fuertes diseminadas por doquier.

Se mueve rápidamente para golpearte con el saco o el martillo. Suele desplegar varias trampas con alambre de púas que inmovilizan al personaje el tiempo suficiente para acercarse; si lo logra será una muerte instantánea. Puede aplastar la cabeza de Sebastián con un par de martillazos o suicidarse para renacer más cerca del jugador. La mejor estrategia es evitarlo, disparar un virote eléctrico que lo inmovilice y girar rápidamente las válvulas hasta escapar del lugar. En el último momento, Castellanos lo derrota al aplastarlo con una de sus propias trampas.

Regresa en el capítulo 13 donde se le puede encontrar colocando varias trampas en el interior de unos apartamentos o reclamando sus presas más recientes. Persigue a Joseph hasta un congelador industrial donde el hombre logra escapar del monstruo por poco. Sebastián aparece a los pocos segundos para auxiliar a su compañero, pero en vez de eso queda atrapado junto con el Guardián, desatando otra batalla. Esta vez el espacio para moverse es mínimo y el inquietante adversario conserva todas sus habilidades.

Además es acompañado por una especie de drones terrestres con forma de sierra que siguen un patrón de movimiento aleatorio, limitan tus movimientos y son muy difíciles de abatir. El objetivo esta vez es eliminar al Guardián dos veces seguidas, momento en el que se activa el pequeño ascensor de servicio que debes usar para escapar de él. Una flecha congelante seguida de varios disparos certeros de escopeta son suficiente para terminar el trabajo. Los drones se desactivan con un disparo de cualquier arma, pero es mejor no prestarles atención.

Dos Guardianes son la última línea defensiva de Ruvik en el episodio final. Aparecen de forma simultánea en una amplia sala llena de trampas que puedes desactivar antes de que inicie la batalla. El lugar cuenta con dos palancas que activan una especie de verja que divide la habitación por la mitad, además hay un largo pasaje secundario que sirve como ruta alternativa. Utiliza tus mejores armas contra ellos; emplea la verja para atraparlos en la sección opuesta y acertar un par de disparos con la mágnum, flechas explosivas o el rifle.

The Executioner

El Guardián tiene su propio modo de juego en un capítulo extra denominado The Executioner. En esta versión, un hombre desconocido colabora con Mobius para rescatar a su hija atrapada en el mundo de STEM y toma al poderoso monstruo como avatar. Una vez dentro, sigue las instrucciones de la organización para destruir a otras criaturas con el fin de detener la degradación mental de la chica. El jugador puede emplear otras armas como una motosierra, un cuchillo o el lanzacohetes, a la vez que mejora los atributos del personaje para hacerlo más fuerte.

La criatura arrasa con las demás consciencias remanentes dentro del sistema para convertirse en el sujeto más prometedor de los experimentos, a la vez que mitiga la pérdida de identidad de su hija; sin embargo, Mobius también descubre que cada enemigo eliminado es asimilado por la mente del hombre de forma indirecta, por lo que al final él mismo es la entidad más influyente dentro de STEM y su maldad se eleva a tal grado que afecta de forma inimaginable la consciencia de su hija, dando nacimiento a una nueva entidad, el Guardián Oscuro.

Dark Keeper

El Guardián Oscuro es el jefe final de The Executioner. Se trata de todas las malas influencias absorbidas por el nuevo Guardián mientras completaba su misión para salvar a su hija. Rapta a la chiquilla para luchar contra la versión original por el control total de su mente. Se le enfrenta en la misma área del primer combate en la campaña principal, sólo que ahora existen varias trampas con pinchos que se pueden activar al accionar las palancas en la pared. Es ídentico a su contraparte, sólo que desprende un aura oscura y porta como arma un largo cuchillo.

Tus armas le provocan daños mínimos y la única forma de derrotarle es aplastarlo tres veces con las trampas del lugar. Cabe destacar que los daños provocados por estos mecanismos también se reflejan en el Guardián original. Los cepos con alambre de puás son ideales para inmovilizarlo en el lugar indicado. Puede atacar rápidamente con el cuchillo o convocar los brazos de Laura; si te alcanzan pueden disminuir casi toda tu vitalidad. El padre consigue derrotarlo y liberar a su hija del sistema, aunque a cambio termina con su propia vida.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s