Licker ß


Una  arma bio-orgánica basada en el Licker original descubierto durante el incidente de Raccoon City en 1998 mejorada por la Corporación Tricell.

Debido a la alta demanda de Lickers en el mercado negro, Tricell decidió continuar la investigación que Umbrella comenzó sobre esta criatura. El resultado fue el Licker Beta, creado al administrarle el Virus Progenitor a un Licker normal. Aunque no mostraron los resultados que se esperaba obtener, Tricell continuó con su producción debido a las grandes ganancias que obtenía al suministrar este tipo de B.O.W. a mercenarios y terroristas.

Las principales diferencias son una masa muscular incrementada, un pequeño aumento del sentido del olfato y una nueva debilidad: un enorme corazón protuberante localizado en el centro de su pecho. Además estas criaturas ahora se disuelven hasta desaparecer después de morir. La variante Beta sigue siendo completamente ciega, pero compensa esto con su increíble sentido auditivo.

Al igual que sus antepasados, los Beta viajan y cazan en grupos. El Virus Progenitor también les otorgó la capacidad de reproducirse, algo completamente imposible para un arma bio-orgánica, hasta ahora. Su principal método de ataque es arremeter contra su presa utilizando sus garras y su lengua. Poseen un movimiento mortal al inmovilizar a su víctima en el suelo con una de sus garras y después perforarla con la otra.

Los Licker ß te detectarán si haces ruido al correr, al abrir puertas de una patada o al disparar. En cuanto un Licker ß te descubra, no te servirá de nada ser silencioso. Ya que prefieren moverse en grupo, puedes intentar atraerlos a un pasillo estrecho para liquidarlos en masa con una ametralladora y granadas. Pero es importante que mantengas una distancia mayor de la habitual y que tu compañero te preste fuego de apoyo.

Son inmunes a las granadas cegadoras. Los explosivos y las balas del mágnum tan solo los derribarán por un corto periodo, el cual debes aprovechar para asestarle un golpe mortal con el cuchillo. La mejor estrategia es usar cargas de nitrógeno para congelarlos mientras tu compañero los destruye con una ametralladora. También puedes dispararles en su cerebro con una arma potente, haciendo que retrocedan por unos segundos y revelen su punto débil, el corazón. Un par de tiros en ese punto serán suficientes para liquidarlos.

En 2011, los avances en biotecnología permitieron añadir genes de los parásitos conocidos como Las Plagas a la estructura genética del Lamedor, concretamente material de la variante Subordinada. Así, los Lickers y potencialmente otras Armas Bio-Orgánicas, podrían ser controlados a distancia por otro parásito modificado conocido como Plaga Cultivada, parásitos del nivel jerárquico más alto, modificados para ser implantados en cualquier portador humano exitosamente.

Es desconocido si este medio de control fue desarrollado por Tricell u otra organización, pero al final resultó ser bastante efectivo y se comercializó en el mercado negro como la siguiente etapa en la guerra biológica. Varios parásitos y una gran cantidad de Lamedores fueron adquiridos por un grupo rebelde en Eslavia del Este para ser puestos en acción en un intento por derrocar el gobierno de Svetlana Belikova.

Este mecanismo conlleva un precio muy alto para el portador de la Plaga de Control, ya que lentamente su cuerpo es consumido por el parásito, lo que obliga a otro portador tomar su lugar para mantener el control de las B.O.W.s. Alexander Kozachenko fue el último usuario conocido de este método, utilizando hordas de Licker Beta para atacar el ayuntamiento de Eslavia del Este. Los Lamedores acabaron fácilmente con las fuerzas gubernamentales, pero al final fueron frenados y exterminados por varios Tyrant.

Duvalia


Al igual que Cephalo y Kipepeo, Duvalia es una mutación que ocurre cuando Las Plagas detectan el cese de los signos vitales de su anfitrión. El parásito muta para su autodefensa y, en este caso, se convierte en una extraña criatura cubierta con un caparazón muy resistente. El rápido incremento de tamaño provoca que la parte superior del Majini explote, dejando su caja torácica colgando.

Es capaz de noquearte de un cabezazo y matarte con un solo mordisco. Sin embargo, es uno de los pocos enemigos que no pueden saltar o subir escaleras, aprovecha esto para ponerte a salvo en un lugar elevado.

La forma más rápida de liquidar a una Duvalia es con un granada normal o una cegadora; pero si no tienes una, dispara a sus piernas o a su “cola” para detenerla y que su coraza se abra, dejando al descubierto sus entrañas vulnerables. Ataca rápidamente a este punto débil.

El término duvalia se refiere a una especie de planta nativa del Sur de África, que comparte muchas similitudes con esta criatura. En Swahili, la palabra duvalia significa “Flor Carroña”

Kipepeo

Sub-producto de Las Plagas Tipo 2 creadas por Tricell, los Kipepeo son parásitos maduros capaces de separarse completamente del cuerpo de su anfitrión y volar, gracias a un par de alas membranosas y un esqueleto ligero. En grupo, son lo suficientemente peligrosos para eliminar helicópteros en vuelo.

Brotan de los cadáveres de Majini y se dirigen volando al blanco más cercano, su misión principal es distraerte para que enemigos más poderosos puedan atacarte. Su método de ataque es usar el apéndice en su cola para estrangular a tu personaje. Prefieren los espacios abiertos y son incapaces de operar bajo techo.

Aunque en solitario son débiles y puedes liquidarlos con un par de disparos de pistola o ametralladora, los Kipepeo te sorprenderán con frecuencia mientras te estés enfrentando a un enemigo más fuerte y te obligarán a cambiar de arma para zafarte de ellos. Incluso pueden virar rápidamente hacia los lados para esquivar las balas.

Al igual que las demás formas mutadas de Las Plagas, una simple granada o carga cegadora puede eliminar a un enjambre de Kipepeos. También puedes eliminar a los Majini con ataques cuerpo a cuerpo para evitar que el parásito emerja. En Swahili, la palabra kipepeo significa “mariposa”.

Cephalo

Producto de Las Plagas Tipo 2 desarrolladas por Tricell, Cephalo es una de las tres diferentes formas en que los parásitos pueden emerger y tomar el control completo del cuerpo de su anfitrión. Después de la completa destrucción del cerebro del organismo huésped, el parásito atraviesa una rápida mutación y emerge con la forma un enorme tentáculo con púas para reemplazar la cabeza.

El resto del cuerpo del Majini se moverá con agilidad: podrá subir por escaleras y abrir puertas para golpearte o apuñalarte con su nuevo apéndice, también puede propinarte un poderoso golpe que te dejará en el suelo. Los Cephalo son muy peligrosos y te atacarán incluso estando tirados. Originalmente, Las Plagas eran extremadamente sensibles a la luz solar, pero gracias a los experimentos de Tricell, Cephalo es inmune a los rayos solares, pero vulnerable a otras fuentes de luz como las granadas cegadoras.

Una vez que Cephalo ha aparecido, lo más recomendable es que te alejes de él lo suficiente para que no pueda alcanzarte con su tentáculo y dispararle a distancia. Debes disparar siempre hacia en tentáculo gigante, ya que atacar el cuerpo del Majini no le provocará un daño considerable, ni lo detendrá. Si se acerca demasiado, utiliza la escopeta para hacer que retroceda. Al igual que las otras formas mutantes de Las Plagas, una simple granada cegadora lo eliminará de inmediato.

Bui Kichwa


Originalmente una Plaga Tipo 2 que ha madurado dentro de un cuerpo humano y lo ha abandonado completamente para actuar de forma independiente. Aparentemente son el equivalente a Las Plagas arácnidas reportadas durante el incidente en España ocurrido en 2004, las cuales podían vivir fuera de su anfitrión por un corto periodo de tiempo. Las Bui Kichwa has sido mejoradas por Tricell para poder sobrevivir por su cuenta durante un tiempo prolongado.

Brotan del suelo en grupos. Su único ataque es saltar y usar sus múltiples patas para adherirse a ti y drenar tu salud. Mientras te retienen, podrás seguir avanzando lentamente, pero quedarás completamente indefenso ante ataques de otros enemigos.

La única forma de soltarse es esperar a que se desprendan por sí mismas o con la ayuda de tu compañero. Usa una granada cegadora para liquidar a varias a la vez o la escopeta para eliminar a más de una. Si es preciso, interrumpe sus saltos con el cuchillo.