The Evil Within – Historia

Antecedentes

Krimson City es un lugar con mucha historia, una ciudad fundada en torno a una bahía que ha crecido con los años, pero que conserva muchas de sus costumbres, sobre todo en la periferia donde aún existen un par de villas rurales. Una de las familias más antiguas y acaudaladas de Krimson son los Victoriano, cuya imponente mansión se yergue sobre los campos de cultivo a las afueras de la ciudad. La última generación de la familia consta únicamente de Laura y Rubén, hijos de Ernesto y Beatriz Victoriano.

En los últimos años la familia fue bien conocida por su hermetismo; la única conexión que tenían con el mundo exterior eran unos pocos de sus sirvientes y visitantes. Mantenían buena relación con el Dr. Marcelo Jiménez por los cuantiosos donativos que hacían al Hospital Mental Beacon en la ciudad y con los miembros del clero; aún después de las múltiples criticas dirigidas a la iglesia por sus aparente actos de corrupción, Ernesto Victoriano se mostraba siempre fiel a sus creencias, dispuesto a darlo todo por su fe.

Rubén detestaba la iglesia. Resultó ser todo un prodigio en la ciencia, particularmente en los campos de la biología y psicología; pero también tenía una personalidad introvertida, sólo compartiendo sus pensamientos con su hermana. El Dr. Jiménez mostró particular interés en los rudimentarios e inquietantes experimentos que el joven llevaba a cabo en espécimenes vivos y pronto le ofreció asistencia para mejorar sus métodos. Ambos compartían conocimientos y el médico estaba seguro de que el chico haría grandiosos descubrimientos.

Los aldeanos comenzaron a conspirar en contra de los Victoriano por apropiarse de todas las tierras pagando un módico precio a cambio. Organizaron un ataque sorpresa e incendiaron los campos de cultivo junto a uno de los graneros más grandes. Desconocido para ellos, Rubén y Laura se encontraban dentro luego de pasar la tarde jugando. La chica consiguió sacar a su hermano del lugar a cambio de su vida. Rubén fue encontrado por su padre, quien ocultó la verdad a su esposa y lo encerró en el sótano de la mansión debido a sus terribles quemaduras.

Tras perder dos hijos en el incendio, la salud de Beatriz comenzó a decaer; aunque jamás creyó la historia de sus esposo acerca de la muerte de Rubén, ya que alcanzaba a escuchar horribles lamentos al otro lado de la puerta cerrada del sótano. El chico quedo terriblemente desfigurado y la muerte de Laura le dejó heridas mentales de magnitud aún mayor. Su sed de venganza lo mantuvo vivo varios años hasta que tuvo la fuerza suficiente para escapar de su celda, matar a sus padres y heredar la cuantiosa fortuna que le correspondía por derecho.

La noticia llegó a Marcelo, quien estableció una nueva alianza con su antiguo colaborador. Rubén estaba decido a continuar sus experimentos sobre la mente humana para trasferir su consciencia a un nuevo cuerpo; así que a cambio de donativos, el Dr. Jiménez podía proveerle con conejillos de indias más adecuados y de paso abrir espacio para nuevos pacientes en Beacon. Desconocido para el hombre, Jiménez también tomó gran parte de sus estudios y comenzó a publicarlos en revistas científicas bajo su nombre, lo que atrajo la atención de la organización Mobius.

Mobius

Mobius es una organización secreta con base en Krimson City, cuyos verdaderos motivos y origen son desconocidos. Los descubrimientos que Jiménez publicaba resultaban muy prometedores para sus objetivos, así que se acercaron al buen doctor y le ofrecieron convertirlo en director de Beacon, así como financiamiento ilimitado para “su investigación”. Marcelo estaba encantado, pero pronto se quedó sin material que presentarles y lamentablemente, su genio no estaba a la altura para continuar por su cuenta con la investigación.

Mientras tanto los experimentos de Rubén continuaban, volviéndose cada vez más salvajes e inhumanos. Pronto, la prensa local comenzó a cubrir las múltiples desapariciones en la cuidad y cómo cada cierto tiempo aparecían cadáveres mutilados con signos de intervenciones quirúrgicas. A pesar de su confinamiento, se enteró de la traición de Jiménez y retiró los fondos a Beacon. Marcelo trató de negociar con él y luego de presentarlo a Mobius como su asistente, la organización permitió a ambos seguir trabajando en el proyecto.

El objetivo de Victoriano era un artilugio que el mismo denominó STEM, diseñado para permitir la conexión entre varias mentes humanas y compartir sensaciones o recuerdos a un nivel bioquímico; sus aplicaciones en psicología o criminalística serian ilimitadas. Sin embargo, la relación entre Jiménez y Rubén se volvió más antagónica, además Mobius demandaba resultados lo más rápido posible. Lograron construir el primer prototipo funcional, comenzando terribles pruebas en pacientes de Beacon, quienes en el mejor de los casos regresaban completamente dementes.

STEM

El prototipo funcionaba mediante cables conectados directamente al cerebro de los pacientes, pero Mobius demandó que la versión final fuera inalámbrica para permitir el acceso a cualquier persona. Desconfiando más que nunca de sus aliados, Rubén reconfiguró la máquina en secreto para que sólo se activara en respuesta sus ondas cerebrales específicas y por tanto fuera imposible usarla sin él. La organización le ordenó retirar el bloqueo, pero el hombre se negó y volvió a su mansión para continuar trabajando solo.

Mobius no aceptó la negativa, envió un equipo dirigido por Jiménez para secuestrar a Rubén y forzarlo a trabajar en el nuevo STEM. Pronto decidieron que no lo necesitaban “entero” y lo sedaron para realizarle una horrible disección, dejando únicamente su cerebro, el cual enfrascaron como una simple pieza más a la que los científicos pusieron el nombre código “RUVIK”. Con Rubén fuera del camino y su cerebro alimentando el STEM, Mobius tenía todo listo para perfeccionar la máquina bajo la supervisión directa de Jiménez.

Las pruebas pronto se toparon con su primer obstáculo. Los sujetos de prueba conectados a STEM morían a los pocos minutos de ingresar y aquellos que conseguían regresar lo hacían en un estado de locura irremediable; sus testimonios tenían ciertas similitudes, todos ellos afirmaban haber encontrado un mundo distorsionado, con una horrible figura deformada cubierta por una capa que les perseguía. Marcelo pronto temió lo peor: la consciencia de Ruvik seguía existiendo dentro de la máquina y podía manipular el mundo interior a voluntad.

Para que el nuevo STEM inalámbrico sirva a los objetivos de Mobius, primero deben eliminar al fantasma de Ruvik que corrompe el sistema. Jiménez y su superior en la organización idean un plan de emergencia, enviar a una agente al interior para erradicar todo rastro de Rubén; al mismo tiempo, consiguen involucrar a un par de detectives del Departamento de Policía quienes estaban cerca de descubrir la existencia de Mobius para que mueran dentro. Pero Jiménez activa la máquina antes de tiempo con el fin de probar su valía, quedando dentro junto a centenas de personas más.

Sigue leyendo

The Evil Within – Personajes

Sebastian Castellanos

Un reconocido detective del Departamento de Policía de Krimson City. Su carrera iba en ascenso hasta que su hija murió en un incendio aparentemente provocado. Su esposa, también policía, fue incapaz de soportar el dolor y le abandonó a los pocos meses. Ahogado en alcohol, comenzó a perder la pasión por su trabajo. Su compañero Joseph decide reportar esta condición a Asuntos Internos antes de que la apatía provocara su despido o algo peor. Fue el fin de la carrera de Sebastián, pero de algún modo sirvió para hacerlo volver a la realidad.

De vuelta al trabajo, Castellanos sigue siendo tan sagaz como antes, pero no sale sin su inseparable petaca llena de whisky; tampoco ha limado asperezas con su compañero por aquél reporte. Se siente responsable por la muerte de su hija y la desaparición de su esposa, rechazando todo tipo de ayuda para escalecer ambos casos. Luego de un arduo día de trabajo cotidiano, llega un último reporte del Hospital Beacon; junto con Joseph y la novata a su cargo, acude a investigar solo para encontrarse sumergido en su peor pesadilla.

Juli Kidman

Durante su niñez vivió en el pequeño pueblo que rodea la iglesia Cedar Hill, a las afueras de Krimson City. Su familia era fanática de la religión local y se preocupaban poco o nada por ella. Cuando cumplió catorce años escapó de la villa y fue adoptada por la misteriosa organización Mobius. Ellos la adoctrinaron y le dieron una nueva vida en la ciudad a cambio de cumplir al pie de la letra sus órdenes. Juli se convirtió en una de los agentes más prometedores de la organización y pronto es escogida para su primera misión.

La operación consiste en infiltrase en el Departamento de Policía para mantener vigilado a Sebastián Castellanos, cuya investigación sobre la desaparición de su esposa podría acercarlo a Mobius. Kidman se presenta como una joven promesa y pronto termina bajo supervisión de Castellanos. Poco después la organización pierde control de uno de sus experimentos; Juli es enviada a investigar el Hospital Beacon con una misión aún más importante que pondrá en duda su lealtad hacia sus compañeros y hacia ella misma.

Joseph Oda

Compañero de Sebastián por muchos años. Tienen personalidades completamente opuestas, pero el contraste trabaja a su favor, aunque han habido muchas ocasiones donde tuvo que mantener a Sebastián bajo control. Es un hombre comprometido, amable con los demás pero estricto consigo mismo, que no se rinde una vez que ha determinado su camino a seguir. Cuando su compañero estaba a punto de perderlo todo, decide hacer a un lado la amistad y reportarlo a Asuntos Internos.

El incidente los distanció, pero consiguió devolver un poco de humanidad a Sebastián. Cuando Kidman se une a su equipo, Joseph comienza a interesarse en ella sin mucho éxito. Cuando reciben su más reciente caso, un macabro incidente en el Hospital Beacon, deciden ponerse a trabajar de inmediato y se trasladan hasta la escena del crimen. Aún después de presenciar los horrores dentro del lugar, Joseph se muestra analítico y siempre está al pendiente de nuevas pistas para resolver este enigma.

Marcelo Jiménez

Médico director del Hospital Beacon. Años atrás conoció a un joven Rubén Victoriano y juntos comenzaron a realizar experimentos secretos basados en los increíbles descubrimientos del chico. Cuando Castellanos y sus agentes llegan al hospital, él es el único miembro del personal con vida. En adelante toma el papel del buen doctor aunque se hace evidente que algo trama.

Leslie Withers

Paciente del Dr. Jiménez en Beacon. Ha sido sujeto de diversos experimentos que le impiden confiar en la gente y ahora es el único interno sobreviviente a la matanza en el lugar. Junto con Jiménez y el equipo de Sebastián, consiguen escapar para entrar en una pesadilla como ninguna otra.

 Ruvik (Rubén Victoriano)

Miembro de la aristocracia local. Luego de sufrir horribles quemaduras durante su niñez, decide recluirse y cortar toda relación con el mundo exterior. Se interesa por estudiar la mente humana y lleva a cabo experimentos secretos hasta que su mansión se incendia misteriosamente; su cuerpo jamás fue encontrado.

El Administrador

Un miembro de alto rango de la misteriosa organización Mobius. Se encarga de asignar las misiones de Kidman y a pesar de ser su superior inmediato, prefiere aproximarse para tratar los asuntos personalmente, tratando a sus subordinados como iguales. Se desconocen los alcances y verdadero propósito de la organización.

The Evil Within

Título Original: Psychobreak
Plataformas: PlayStation 3, PlayStation 4, Xbox 360, Xbox One, PC.

The Evil Within es un videojuego de survival-horror en tercera persona desarrollado por Tango Gameworks y publicado en 2014 por Bethesda Softworks para multitud de plataformas de la presente y pasada generación. Destaca la participación de Shinji Mikami, creador de Resident Evil, como director. Los rumores sobre un nuevo título del género comenzaron dos años antes cuando Mikami anuncia un nuevo juego bajo el nombre código ZWEI, desatando un torrente de especulación. El resultado es una aventura de horror y supervivencia moldeada al estilo clásico.

El detective Sebastián Castellanos es llamado, junto a sus compañeros Joseph Oda y Juli Kidman, a una nueva escena del crimen en el Hospital Beacon, donde encuentran una verdadera masacre. Antes de poder interrogar al único sobreviviente, la atención de Sebastián se desvía a las cámaras de vigilancia que muestran a un misterioso hombre desfigurado. La figura se transporta detrás del detective y le deja inconsciente. Castellanos despierta en el sótano del hospital, atrapado en un mundo de indescriptible horror.

Con el diablo adentro

El juego es un título de survival-horror en toda regla. Se basa en la administración de los limitados recursos que vamos encontrando para enfrentar gran cantidad de temibles enemigos. La cámara sigue al personaje por detrás y podemos ajustarla a nuestra conveniencia para explorar el entorno. Al momento de combatir, cambia a la familiar vista sobre el hombro para permitirnos un mejor control sobre nuestros ataques. Muchas batallas son optativas y es posible evitar enfrentamientos al movernos sigilosamente.

Sebastián es el clásico detective rudo moldeado por los horrores que ha presenciado en Krimson City. Es el único personaje jugable durante la campaña principal. En un principio su arsenal está limitado a un confiable revólver y sus infalibles puños, aunque más adelante se suman armas imprescindibles como la escopeta, el rifle de francotirador, granadas y la mágnum. Todas ellas se pueden mejorar con los puntos que ganamos al derrotar enemigos o explorando los entornos tenebrosos.

6789

La munición es escasa y solo podemoss llevar con nosotros una cantidad muy limitada. Para equilibrar un poco las cosas, es posible eliminar a muchos enemigos de forma sigilosa al acercarnos lentamente por detrás. También tenemos como último recurso la peculiar Ballesta Agonía, capaz de disparar siete tipos de flechas diferentes con variedad de efectos como arpones congelantes, incendiarios, explosivos, envenenados o paralizantes. Las fechas pueden construirse con piezas que obtenemos al desarmar trampas.

Los enemigos que encontramos son realmente repulsivos y desempeñan un buen papel al momento de provocarnos inquietud. En un inicio actúan como los clásicos zombies, vagando sin rumbo por doquier, aunque pueden usar herramientas o armas de forma similar a los Ganados. Estos Atormentados suelen atacar en grupo y son muy peligrosos en encuentros cercanos. Podemos acabarlos con nuestras armas de fuego o con ejecuciones silenciosas. El juego nos proporciona también cerillas, ideales para rematar a las criaturas.

Sigue leyendo

Umbrella Corps

Título Original: BIOHAZARD UMBRELLA CORPS
Plataformas: PlayStation 4, PC

Umbrella Corps es un “shooter competitivo” en primera persona ambientado en el universo de Resident Evil lanzado el 21 de Junio de 2016 para el PlayStation 4 y la PC como parte de la celebración por el vigésimo aniversario de la franquicia. El titulo es un spin-off sin relación con las series principales enfocado a un modo de juego en línea. Hasta seis jugadores repartidos en dos equipos pueden enfrentarse en diversos mapas mientras luchan por la supremacía a través de varios modos de juego con diferentes objetivos.

Para 2015 los remanentes de los terribles experimentos de la Corporación Umbrella han desatado infinidad de ataques bioterroristas. Ni siquiera organizaciones como la B.S.A.A. son suficiente para responder al número de incidentes, por lo que algunas zonas son simplemente selladas o abandonadas. Caza-recompensas y mercenarios se infiltran en dichas áreas en busca de valiosos datos para sus patrocinadores o simplemente para encontrar un nuevo desafío.

La primicia es de lo más simple: eres un soldado genérico que debe matar a otros soldados genéricos antes de que ellos te hagan lo mismo. El juego incluye la asombrosa cantidad de tres modos de juego, dos de ellos en línea. Muerte por equipos donde sólo debes hacer lo tuyo y Multi-Misión que baraja diversos modos ligeramente diferentes como captura la bandera, defensa de una zona, eliminación de cierto jugador o recuperación de ítems especiales. El último modo es la “campaña” en solitario donde eliminas criaturas para ganar puntos.

El juego emplea una peculiar cámara en tercera persona adherida a un costado de tu personaje que limita tu visón de forma terrible y puede cambiar a primera persona cuando disparas. Existe una nutrida cantidad de armas de fuego con extensas capacidades de personalización para pintar de colores el uniforme de tu soldado o pegarle calcomanías. Luego eres lanzado a un diminuto mapa junto a otros cinco afortunados ambientado en alguna de las locaciones más memorables de saga como el Pueblo, Kijuju, la Mansión Spencer, Raccoon City o la terminal antártica.

En teoría debería haber un poco de acción, si no fuera porque todos ya están muertos antes de que trascurra un minuto. Las armas carecen de peso y al desplazarnos parece que flotamos sin restricción alguna. La velocidad de estos soldados es admirable; no disminuye aunque se arrastren sobre el suelo. Zombies o sus equivalentes deambulan por doquier en los diversos mapas, pero gracias a nuestro avanzado Zombie Jammer nos ignoran por completo hasta que les disparamos o dicho dispositivo es destruido por otro jugador.

La mayoría de los combates se deciden aún más rápido al abusar del maravilloso Brainer, un piolet que incrementa nuestra velocidad de movimiento hasta lo imposible. No solo tiene prioridad sobre los ataques de nuestro adversario, si no que su animación antes de conectar atasca el juego. Así que iniciamos el mapa, desenfundamos nuestra pica y volamos por doquier hasta despachar a todos los demás. Fin. Es aún peor cuando reapareces frente al rival de espaldas, listo para morir de nuevo.

Los gráficos, música, sistema de cobertura, controles y animaciones de los personajes son espantosos. Todo el juego se siente tremendamente incompleto, como algún proyecto escolar o un indie de bajo presupuesto. Los jugadores atraviesan los bordes de los mapas o quedan atorados en alguna saliente mientras las criaturas flotan desafiando la geometría del terreno. Este título debió ser lanzado como un free-to-play y probablemente lo sea en un futuro como parte de alguna oferta o subscripción

Umbrella Corps es un completo desastre, digno sucesor de Operation Raccoon City como uno de los peores de la franquicia. Puede resultar divertido durante los primeros diez minutos, pero pronto es sepultado por la escasez de modos de juego e innumerables fallos técnicos. Se planean lanzar nuevas modalidades o mapas gratis, si es que queda alguien interesado en descargarlos. El juego fracasa en todos los frentes, incapaz de complacer a los seguidores de la saga o de los shooter en general, para terminar como otro experimento fallido.

Enemigos

Resident Evil – Authentic videogame action!

Resident Evil (Biohazard) es una serie existosa a pesar de los múltiples altibajos que ha tenido en los últimos tiempos. Luego de debutar en el PlayStation con un par de títulos admirados por muchos, la naciente franquicia toma impulso para incursionar en otros ámbitos. Se escriben novelas, se lanzan títulos en otras plataformas, películas, se abren atracciones en parques de diversiones, restaurantes e incluso se diseña un juego de cartas. Una de las mercancías más interesantes siempre han sido las figuras coleccionables.

Las figuras de acción de Resident Evil comenzaron como juguetes dirigidos a los niños de ocho años en adelante. Fueron una de las últimas series basadas en material que no necesariamente cumplía con dicha clasificación, como las extravagantes figuras de Jurassic Park, Aliens, Predator e ID4. En esos años la censura no era tan estricta y podíamos jugar con personajes salidos de películas donde a las personas les arrancan la columna vertebral, son devoradas en pantalla o impregnadas con horribles monstruos.

Aquellas basadas en videojuegos eran más difíciles de conseguir pues apenas se comenzaba a consolidar una nueva generación de jugadores. Hubieron varias líneas de figuras como las de Crash Bandicoot y Sonic producidas por la misteriosa Resaurus, una fugaz serie basada en las aventuras de Lara Croft de la trilogía original Tomb Raider creada por Playmates Toys y una nutrida serie de paquetes dobles representando los títulos de peleas más recientes de Capcom como Darkstalkers o Marvel Super Heroes vs Street Fighter lanzada por ToyBiz.

Con la llegada del nuevo milenio las figuras de acción aumentaron su calidad de forma magnífica. Se abrió un nuevo mercado para los fans de estas interesantes piezas y se establecieron nuevas marcas que dominaron por muchos años como la legendaria McFarlane Toys. Actualmente las figuras basadas en videojuegos o películas son bien conocidas, pero los precios han aumentado de forma exorbitante, convirtiéndolas en un lujo que pocos podemos mantener. Resident Evil atravesó diferentes etapas, las más interesantes son las siguientes.

ToyBiz

Las primeras figuras de Resident Evil con las que tuve contacto y mis favoritas al día de hoy. ToyBiz fue una de las compañías de juguetes más populares en los noventas, encargada de manufacturar todas las figuras oficiales de Marvel Comics, hasta su posterior reestructuración como Marvel Toys y desaparición en 2008. Además de las figuras de súper héroes, lanzó una nutrida serie basada en las películas de The Lord of the Rings y algunas basadas en videojuegos como parte de su línea Videogame Super Stars.

La línea que ahora nos ocupa consta de tres series, la primera basada en el Resident Evil original compuesta por nueve figuras, ocho de las cuáles están empacadas en parejas para permitirnos revivir los terribles combates acontecidos en el interior de la Mansión Spencer. Los dos primeros paquetes incluyen a un juvenil Chris Redfield equipado con un lanzallamas para hacer frente al feroz MA-39 Cerberus y a la encantadora Jill Valentine, quien debe sobrevivir al ataque de una Web Spinner.

Sigue leyendo